La juventud socialista vuelve a la carga por el boleto estudiantil

Hace dos años que el proyecto descansa en el Concejo Deliberante. Los jóvenes harán un tercer intento. Contempla que los estudiantes paguen la mitad del boleto mínimo.
viernes, 20 de julio de 2012 · 00:00

La coalición Frente Amplio y Progresista-Partido Socialista, acaba de cumplir su primer año de vida. Tras alejarse de aquel primer objetivo de sumar para darse a conocer previamente a las últimas elecciones, se ha propuesto diversas políticas para consolidarse.

En Del Viso, la Juventud comienza a afianzarse en la formación política y próximamente saldrán a pelear nuevamente por el boleto universitario y terciario.

Una de las políticas que dentro del partido se han estructurado es rescatar el pedido de un boleto terciario y universitario que tiempo atrás había presentado el referente local, Miguel Gamboa, como proyecto de ordenanza.

“Lo presenté personalmente dos veces en el Concejo Deliberante y dos veces en Mesa de Entradas del Municipio”, dijo el docente a El Diario. Sin embargo, la iniciativa nunca fue tratada.

“La educación representa una de las mayores inversiones de toda comunidad que aspire a su progreso económico, social y cultural, y de esa manera lo entienden los países económicamente más desarrollados y socialmente más justo del mundo”, expresa el documento elaborado por Gamboa y que fue presentado primero en el Concejo Deliberante en agosto de 2010.

 

Su turno

Son los miembros de la Juventud quienes diariamente viven en carne propia lo que significa viajar hacia la cursada en transporte público, y son ellos quienes creen que la reducción de la tarifa del boleto en transporte público puede significar la solución a casos de deserción e incluso el aliciente a la decisión de embarcarse a una carrera terciaria o universitaria.

“Cuando Miguel (Gamboa) lo presentó en el Concejo, lo debatimos. También lo vimos cuando debatimos sobre la película ‘La Noche de los Lápices’. Es algo que nos toca muy de cerca”, comentó Gonzalo Alonso, un joven que está haciendo sus primeras armas en la universidad, y quien se ha afianzado como referente del grupo de los jóvenes del FAP.

“Sabemos que hay cosas que ajustar y seguramente habrá que revisarlo, pero habría que analizarlo para que la idea no se pierda”, señaló el joven sobre lo que será el tercer pedido formal que desde el partido se viene haciendo en los últimos dos años.

“Seguramente lo presentaremos otra vez en septiembre, cuando se cumpla un nuevo aniversario de ‘La Noche…’, agregó Gamboa. Esa fecha negra dentro de la historia argentina, el 16 de septiembre, en la que un grupo de estudiantes en La Plata fue secuestrado y algunos de ellos desaparecidos cuando reclamaban por el boleto.

 

Sin presiones

A un año del nacimiento del Frente Amplio y Progresista, surgido a mediados de año para disputar las elecciones presidenciales de octubre pasado, son varios los frentes que el partido se ha propuesto enfrentar. Entre ellos se encuentra el de la Juventud.

Integrada por un grupo de jóvenes que según sus palabras, alertan que “se necesita un cambio ya”, se reúnen semanalmente para encaminar el cauce político que en un futuro comandarán y por el que están transitando en la actualidad.

El principal referente del partido a nivel comunal, Miguel Gamboa, señaló que lo sorprende la forma en que se suman los jóvenes a la política, desde su experiencia en el FAP. Así, luego de cada actividad, los integrantes son cada vez más. “Hasta ahora somos entre 20 y 25 que estamos fijos”, mencionó Gonzalo Alonso, uno de los referentes que comandan al grupo. Se trata de un grupo que el año pasado no pudo expandir sus horizontes debido a que la prioridad en un principio estaba en mostrarse como agrupación política y como alternativa diferente: “El año pasado trabajamos a corto plazo. Salíamos a la calle a mostrarnos, a volantear, a aparecer en los medios”, relató el joven, quien destacó que la búsqueda de votos impidió un trabajo más conciso del grupo: “La construcción política del grupo se dejó a un lado porque era otra la prioridad. Luego comenzamos a sumar más gente y a buscar la consolidación como grupo”.

 

 

La ordenanza   

El pedido del FAP-PS regiría para todas las líneas de colectivo y comprende a los estudiantes “de nivel superior, de nivel terciario (de institutos de formación docente y técnico profesional) o de nivel de educación superior universitario”, según lo explica el proyecto de ordenanza. De aprobarse, estará vigente durante los horarios de 6 a 1 para los días de semana y de 6 a 20 los días sábados. El costo será el 50% del boleto mínimo.

 

Actividades “extrapartidarias” 

Un diario y cine para debatir y apoyo escolar

Fue luego de marzo, cuando las elecciones presidenciales habían quedado allá lejos, y cuando el receso veraniego comenzaba a formar parte del pasado, que la mecha de estos jóvenes comenzó a arder nuevamente, “ya sin pensar en juntar votos, con talleres, debates y discusiones que antes no se pudieron plantear por la falta de tiempo”, explicó Alonso, quien lleva a cabo la planificación de las actividades.

Una de ellas es el curso de formación política, dictado por Mariana Santander. Además de esta acción, también han realizado jornadas de cine debate, acompañando a los sucesos importantes que corren con el calendario. Así, se ha debatido acerca del funcionamiento de los trenes en la Argentina a partir de la tragedia de Once, ocurrida en febrero pasado, e ilustrado con el filme “La Próxima Estación”, de Pino Solanas. Además, han publicado un diario, El Hormiguero, con una tirada de 10 mil ejemplares. “Nos dimos cuenta que el Partido Socialista hacía muchos años que no tenía un diario. Está escrito por nosotros”, contó Alonso a El Diario. Son ellos quienes costean los gastos del alquiler del local, de los volantes y de la impresión del diario, que llegó a manos del referente nacional y ex candidato a presidente, Hermes Binner.

Hace tiempo que los jóvenes han pensado en actividades sociales fuera del local partidario. De esta manera, están relevando los barrios de Del Viso para, en un plazo de dos meses, ellos puedan comenzar a brindar apoyo escolar a aquellos que lo requieran.

Comentarios