Una murga para volver a soñar

Se trata de la agrupación murguera “Liberadores de Sueños”. Fue creada por un grupo de jóvenes de Fátima que hoy tiene 80 miembros. Busca darle contención a los chicos y canales de expresión artística.
miércoles, 18 de julio de 2012 · 00:00

“La murga sirve como un puente”, afirma Guillermo Velázquez, líder de la agrupación que desde hace cuatro meses y por iniciativa de los propios chicos funciona en la localidad de Fátima bajo el nombre de “Agrupación Murguera Liberadores de Sueños”.

Un puente hacia actividades culturales, educativas y de reflexión que se constituyen en un verdadero canal de expresión y de contención para los 80 adolescentes y niños que concurren.

La cita se repite de martes a viernes en el Centro de Jubilados de Fátima y en el patio de la escuela Nº 17. La idea surgió a partir de la necesidad de unos cinco chicos de la localidad. Al grupo se unió Velásquez, con 15 años de experiencia en el liderazgo de jóvenes y fundador, además, de la murga “Utopías denunciadas” que funciona en Presidente Derqui.

“Empezó un grupo de 5 o 6 adolescentes con ganas de armar algo a la semana siguiente eran 20 y hoy somos 80”, cuenta entusiasmado.

Además de las típicas actividades vinculadas con la murga, los ensayos también dieron pie a la conformación de grupos de orientación donde los adolescentes plantean sus inquietudes, preocupaciones y proyectos.

“Desde el primer día empezamos con espacios de charlas y hoy tenemos tres grupos y cada uno con un contenido distinto”, explica el coordinador.

En este sentido, los chicos trabajan en tres talleres distintos: valores sociales y comunitarios, liderazgo y alimento espiritual.

Sobre este último, Velásquez dijo que no está enmarcado en ninguna religión sino en tratar de dar respuestas al vacío existencial, lo que definió como “la problemática más grande de los jóvenes”. “La idea es ayudar a los jóvenes a que encuentren respuestas a ese vacío”.

 

Preocupaciones

Además de la murga y los talleres, entre los proyectos de “Liberadores de Sueños” se encuentra el dictado de clases de apoyo escolar así como la alfabetización de adultos. Para ello, ya se están llevando en el Club Unión de Pilar a  cabo encuentros de capacitación para quienes van a llevar adelante la tarea.

La intención es ampliar de forma paulatina las actividades de la agrupación hasta llegar a fundar un centro cultural  que funcione como un espacio de contención social.

Puesto a definir cuál es la mayor preocupación de los jóvenes en la actualidad, el coordinador intenta resumirla en pocas palabras: “hay una generación que reclama la presencia de un adulto referente”.

“Podría mencionar la falta de cariño, las familias rotas, adolescentes que no encuentran proyectos y se pierden en la droga, pero la raíz es que hay una generación entera que tiene un vacío en todo sentido”.

Según Velásquez, a diferencia de años anteriores donde el problema estaba dado en las familias disgregadas “hoy hay jóvenes con familias bien constituidas que tienen el mismo vacío, hoy el problema ya trasciende a las familias”.

En la actualidad y debido al éxito de la movida, se está tramitando la personería jurídica en la Municipalidad de Pilar a fin de dotar de mayor fuerza a la institución.

 

Encuentro de jóvenes

El próximo sábado 28 de julio se organizará en Fátima un encuentro de organizaciones sociales integradas por jóvenes. La cita tendrá lugar en la plaza de la localidad con la intención de “generar ideas y compartir experiencias”, adelantó Guillermo Velásquez.

El encuentro se iniciará a las 12 con una ronda de presentación de las actividades de cada una de las organizaciones. También habrá juegos y almuerzo compartido.

 

Proyectos culturales, bienvenidos 

Como su nombre lo indica, en la murga no hay techo para los sueños. Desde convertirse en un centro cultural hasta trabajar con quienes quieran acercarse con propuestas, incluidos los artistas, todo está contemplado.

Por lo pronto, los chicos comenzarán a trabajar en una escultura en conjunto con el artista Alejandro Marmo, radicado en Fátima, que será expuesta en noviembre en Puerto Madero. Se trata de un Cristo, parte de la serie del artista “Cristo obrero de los trabajadores” que integrará la muestra “Evita, Cristo Obrero y los caballos de polo” que se presentará en la UCA.

Comentarios