Roberto Naivirt y el Dakar 2013: no hay dos sin tres

Con su camioneta el piloto delvisense ya participó de las ediciones 2011 y 2012. Pero no puede evitar pensar en la del año que viene. Claro que primero deberá cerrar el presupuesto.

27 de abril de 2012 - 00:00

Sin lugar a dudas el rally Dakar permite conocer historias de vida y a las personas que forman parte de su carrera. Uno de ellos es Roberto Naivirt, un comerciante delvisense que en 2011 disputó su primera competencia y repitió la experiencia este año.

En una entrevista con El Diario, el piloto aseguró: “La idea de correr siempre estuvo, pero debido a la distancia era imposible. Pero cuando vino para Argentina la idea se potenció”.

Es que anteriormente el Dakar se disputaba en Europa y África. “Es necesario mucho asesoramiento y trabajo para poder hacerlo”, mencionó.

Consultado sobre la preparación para afrontar semejante prueba, el vecino delvisense manifestó: “Trabajo varios meses en el gimnasio para llegar en óptimas condiciones y en lo deportivo se trabaja en la preparación del vehículo. Me gustaría poder competir a nivel nacional para llegar mejor, pero el presupuesto no me lo permite”.

“Más allá que uno corre siempre para ganar, hay que saber con qué medios cuenta, tanto económicos como mecánicos. La aspiración principal es ganarle al Dakar mismo, llegar es el triunfo más importante pero siempre uno trata de estar lo más adelante posible”, mencionó el piloto sobre las expectativas que nacen en cada uno de los desafíos.

Acerca de los nervios que pueden invadir a un competidor a la hora de enfrentar una prueba de semejante envergadura, Naivirt sentenció: “Nervios siempre hay, existen días en los que uno piensa “hasta acá llegué”, pero cuando evalúas hasta dónde llegaste y los competidores que quedaron en el camino, a uno eso lo motiva. En lo personal, trabajo para superarme año tras año”.

En vistas a su posible participación en la edición 2013, Roberto remarcó: “Se necesita mucho apoyo económico, tenemos todo para competir: camioneta, mecánicos, indumentaria, equipo de apoyo, experiencia. Pero sabemos que sin el aporte monetario no sirve de nada. Los sponsors son fundamentales. Con respecto al vehículo se están llevando a cabo refacciones en el chasis y el motor para ser más competitivos”.

 

Anécdota

“Siempre hay anécdotas pero por ahí la más importante es la de la segunda etapa (Santa Rosa-San Rafael). Veníamos en el puesto 70 a las 18 horas y cuando nos faltaban 40 kilómetros para llegar, empezamos a tener un problema en el combustible que nos hizo retrasar mucho y terminamos a las 12 de la noche. Cuando llegamos al “bivoauc” descubrimos que dentro del tanque de nafta había un filtro que estaba tapado, por lo que tuvimos que desarmar la parte superior y por suerte nos permitió llegar y resolver el problema”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar