Foto con historia

27 de abril de 2012 - 00:00

De palomas y calles de barro. Isaac Gutkind, un farmacéutico que arribó a Del Viso desde Capital Federal en 1958, junto a su esposa Juana Birencvaig, fueron testigos del crecimiento de la localidad. Por aquellos días en los que las calles eran de barro y hasta se dificultaba cruzar de una vereda a otra, los pedidos que realizaba la pareja, se efectuaban a partir de palomas mensajeras. “Una sola vez falló una paloma, que se perdió por un temporal, pero a los dos o tres días apareció con el pedido. Todos los días nos traían el pedido con una paloma, a la noche la soltábamos con el pedido nuevo y a la mañana llegaba otra. Iban rotando y eran como de la familia, lógicamente no era lo ideal, pero nos sirvió”, afirmó la mujer años atrás en una entrevista con El Diario. Hoy quisimos traer a la memoria este recuerdo.
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar