Inundaciones: para Defensa Civil, “Pilar atrasa 40 años”

El martes cayeron 45 milímetros de agua. Pero no hubo anegamientos como el domingo. Vecinos de Villa Morra se reúnen con funcionarios en busca de soluciones.

jueves, 9 de febrero de 2012 · 00:00

 

Vecinos de la calle Olavarría, de Villa Morra II, reclamarán mejoras para evitar las inundaciones.

 

Las persistentes lluvias que cayeron en la última semana volvieron a desnudar las falencias que sufre el distrito en materia de desagües pluviales. Si bien el pico máximo ocurrió el domingo –con inundaciones en varias zonas-, en la noche del martes el agua también provocó complicaciones. En este sentido, el director de Defensa Civil, Rubén Romero, fue franco al reconocer que en Pilar “estamos atrasados más de 40 años”.

El funcionario indicó que este martes “llovió bastante, tuvimos 45 milímetros de agua caídos en Pilar, pero no fue como el domingo, que cayó mucha agua de golpe. En este caso fue más lento”. Además, señaló que en esta oportunidad “hubo problemas en el barrio nuevo que está al fondo de San Alejo –inaugurado el año pasado, con viviendas sociales-, donde un transformador explotó. También cayeron cables de media tensión en Los Cachorros, dejando algunas zonas sin luz”.

Cabe recordar que el domingo cayeron incluso menos milímetros de agua (se difundió que fueron 30), pero con una intensidad que desbordó el sistema de zanjas y caños. Así, la tormenta dejó una gran cantidad de calles anegadas en todo el distrito, y cientos de casas debieron sufrir la entrada del agua. En ese caso, las zonas más complicadas fueron los barrios Agustoni y La Lomita de Pilar, donde las familias que estaban en condiciones de ser evacuadas se negaron a abandonar sus viviendas por temor a los robos.

La causa más frecuente de inundaciones –salvo en aquellos barrios cercanos al río Luján- es el colapso de los desagües, ya sea porque se desbordó su capacidad o por la cantidad de desechos que se amontonan en ellos, producto de los residuos urbanos.

 

Realidad

Ante esta situación, Romero expresó que “la realidad de Pilar es que venimos atrasados más de 40 años (sic). En el distrito hay más viviendas, hay más calles, barrios cerrados, y en algunas zonas el agua ya no se absorbe tanto”.

El titular de Defensa Civil señaló que “el mayor problema es el de las zanjas, por la mugre, las bolsas de residuos y el pasto que se acumulan. Esto es responsabilidad del Estado y de los vecinos, es en general”. Por esto, Romero indicó que “un caño de desagüe de 60 centímetros de diámetro, en realidad queda como uno de 40 o 20, por la mugre, tierra o arena que se acumula, quedándole una boca mucho más pequeña”.

A su vez, afirmó que “el intendente (Humberto Zúccaro) le va a dar un tirón de orejas a todos los delegados, porque falta limpieza de los caños y las zanjas”.

 

Bronca en Villa Morra

Con el objetivo de hacer oír sus reclamos y definir acciones a seguir ante el Municipio, vecinos del barrio Villa Morra II se reunirán esta tarde en la esquina de Luis Piedrabuena y Piedras. Además, trascendió que del encuentro, pautado para las 19, formará parte el concejal oficialista Fabio Gómez.

“Se repartieron carteles en la zona afectada, se habló con los vecinos y hasta se los invitó a los que no se inundan”, expresó a El Diario Andrea Rey, vecina del barrio y una de las impulsoras de la reunión.

La mujer agregó que “se trató de hablar con toda la gente. La zona en que vivimos está castigada por las inundaciones, pero tampoco algunos tienen gas o agua corriente”.

Rey comentó que “nos reuniremos con Fabio Gómez, una persona sumamente amable. Vino el domingo, con la gente enajenada, y luego volvió pasando por las casas. Quedamos con él en hacer la reunión, para ver qué es lo que se puede hacer para plantearle a la Municipalidad. No es contra nadie, lo único que queremos es vivir un poco mejor”.

La vecina vive sobre la calle Olavarría, “una de las que más se inunda, incluso algunos tuvieron que reformar sus casas por la cuestión del agua”. Además, señaló que luego del último diluvio “han venido a trabajar, trajeron las máquinas y limpiaron las zanjas el lunes. El agua subió a una velocidad terrible, no se podía creer”.

Y agregó: “Una vez que paró de llover, no sé quién de los vecinos llamó a gente de la Municipalidad, quienes vinieron con los tractores para destapar un sumidero que estaba anegado porque se habían robado una rejilla, eso impidió que el agua pudiera escurrir”.

Sobre esto, afirmó que “los tubos están tapados, son obras que se tendrían que haber hecho hace mucho tiempo, es una tarea bastante complicada. Además, habría que hacer una campaña para que la gente no tire más basura a la calle, poner contenedores o algo. Además, no hay cestos de basura y los perros rompen las bolsas”.

Por su parte, María –vecina de la misma calle-, indicó que su casa “siempre se inunda, y hasta la tuve que reformar por este motivo”. La mujer añadió que “refaccioné pero igual me entra agua, hace 20 años que tenemos este problema. Vienen y hacen limpiezas pero no alcanza, tienen que venir a hacer más trabajos”.

En su caso, comentó que “tuve que cerrar el porche y cambiar pisos que eran de madera, porque el agua los levantaba. El último domingo, la calle era un río”.

 

Otros con problemas

A pesar de que en Pilar no hubo mayores consecuencias, una decena de municipios bonaerenses se vieron afectados por los fuertes vientos y la lluvia registrada este martes, que obligó a la evacuación de 50 personas, según informaron fuentes del ministerio de Desarrollo Social.

El Consejo Provincial de Emergencias (CPE) y de la Dirección de Asistencia Crítica de la cartera de Desarrollo Social intervino ante las problemáticas registradas en los municipios de Lincoln, Pehuajó, Lobos, Navarro, Ezeiza, San Vicente, La Plata, Brandsen, Castelli y Punta Indio.

 

Comentarios