Tribuna del lector: Para algo están los amigos…

domingo, 3 de julio de 2011 · 00:00


 

por Víctor Ejgiel 

 

Qué rara que es la información, porque cada nueva noticia pareciera echar tierra sobre esa otra vieja que queda en el olvido hasta que alguna chispita vuelve a encender la llama, esa que siempre espera la justicia verdadera.

Esta semana se supo que el Gobierno nacional, sin dar intervención a la Justicia argentina, rechazó el pedido de la Justicia suiza sobre el origen del dinero depositado en las cuentas de bancos de ese país, que son de la empresa recolectora de residuos tan amiga del líder camionero Hugo Moyano ¿Se acordaban de esto?

Ese trámite tan molesto que tenemos que hacer los comunes (o sea los no amigos) de informarle al banco de dónde salen los 400 pesos por los que compramos 100 dólares para lo que sea, no lo hacen los Lores (o sea los amigos) en esta mísera comparación con las cámaras inglesas.

En realidad tal vez el Gobierno, que rechazó el pedido, sepa de dónde provienen dichos fondos y por eso no quiera informarlo. Y… capaz que los encontró algún recolector en alguna valija justo cuando hacía la recolección por Ezeiza, el día después que llegó el avión venezolano, esas que perdió el común Antonini Wilson ¿O la encontró?

Mas allá del chiste, la verdad es que esta justicia parcial que destapa la venda y mueve continuamente la balanza de su imagen, mucho tiene que ver encima con un poder que ni siquiera es el encargado de realizarla, sino el de cumplirla, justamente el Poder Ejecutivo, que obviamente viene de ejecutar.

En otro ítem y aunque no hubiera querido hacerlo, lo de River también tiene mucho de amiguismo y es feo hasta para el propio hincha, el verdadero, el que separa lo futbolístico de lo otro. Que el partido del domingo pasado se haya jugado con público es amiguismo, si no decíselo al hincha de Huracán, al de Vélez (que vio salir a su equipo campeón por televisión), que 2.200 policías no hubieron, y los que sí estuvieron ¿Para qué lo hicieron?, ¿Se acuerdan quién da las órdenes? ¿Quién ordena a la Policía Federal? Sí, sí, la señora Garré ¿Qué se le dice al vecino de Núñez, al dueño de los quioscos y locales saqueados? ¿Qué se le dice al jugador de Belgrano que tan dignamente guardó su festejo para no agitar más las aguas, pero que salieron corriendo solos hacia el túnel cuando más de 100 personajes de seguridad resguardaban a los jugadores de River en el centro de la cancha? ¿Y al hincha de Chicago? Si bien nunca estuve de acuerdo con lo del descuento de puntos, lo futbolístico no debería mezclarse con lo institucional, la no aplicación de sanción alguna y hasta el pedido de Passarella de hablar con la Presidenta (hincha de River) parecen payasadas de amiguismos.

Si es como dice el presidente del club, que pagó la seguridad y ésta falló, el responsable entonces es el encargado de seguridad, es decir el Gobierno a través de su comisión que dispuso el operativo.

Y como quedó demostrado en el comentario de la semana anterior, para algo están los amigos, y por ejemplo para guardar secretos y acompañar la gestión, que sólo sabrán cómo se llevan, cómo se destinan, cómo se cumplen, los amigos.

Hace rato que la división de poderes no parece tal y mucho de la verdadera fuerza de la democracia está radicada en ella. Si el Legislativo sólo legislara en base a aportes de todos los actores, si el Judicial ordenara y juzgara y si el Ejecutivo ejecutara, nada más y nada menos que para lo que fueron creados, nos sentiríamos menos oprimidos y más libres de opinar y creer en esta forma de gobierno.

 

 

Comentarios