Hagamos, entre todos, “Ciudades Amigables” para las personas mayores

domingo, 24 de julio de 2011 · 00:00

 

 

Por Orlando Bargaglio*

 

Esta maravillosa y creativa iniciativa ha partido de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y pretende que cada vez más ciudades y pueblos del mundo sean “Ciudades Amigables” para las personas mayores, para los jubilados y pensionistas, para los ancianos y viejos.

Es decir, que sean ciudades acogedoras, que promuevan la salud de los mayores, que faciliten su participación activa, que fomenten la seguridad y la tranquilidad, que potencien la convivencia entre los vecinos, que mejoren las relaciones y la comunicación interpersonal e intergeneracional.

Ciudades y pueblos con servicios adecuados a las necesidades de las personas de edad, que no tengan barreras arquitectónicas en sus calles y plazas, que cuenten con mobiliario urbano apropiado para las necesidades de los adultos mayores, con servicios y equipamientos que respondan a las aspiraciones de la gente mayor.

Para todo ello, habrá que empezar escuchando a las propias personas mayores y basarse en sus percepciones, sugerencias, ideas, aspiraciones y experiencias. ¿Quién mejor conoce los barrios, las calles y plazas, los jardines y parques, que las personas mayores?

Ellos saben perfectamente dónde hay barreras arquitectónicas, dónde hay rincones y calles mal iluminadas, dónde faltaría poner un semáforo o un paso de cebra inexistente, dónde existe un transporte deficitario para los mayores, dónde vendrían bien unos bancos, unas fuentes de agua potable, dónde hay problemas de accesibilidad, dónde vendría muy bien que existieran unos aseos, servicios, baños o “mingitorios”, etc.

En la actualidad, existen ya 35 ciudades que participan en este fenomenal proyecto: desde mega-ciudades como Tokio, Shangai, Londres, Buenos Aires y México, hasta ciudades más pequeñas como Ginebra, Nueva Delhi, Nairobi, Moscú, Trípoli, etc. Este gran proyecto, preconizado y coordinado por la OMS, enfatiza el hecho de que sean las mismas personas mayores los protagonistas centrales de todas las acciones y decisiones que se tomen en la comunidad.

Las organizaciones de personas mayores tienen mucho que decir en este proyecto. Para el año 2030, las personas de más de 65 años serán mil millones, y por primera vez en la historia, habrán superado a los niños menores de cinco. Según el Instituto Nacional de Envejecimiento de los EE.UU., hoy esos mayores ya suman más de 500 millones.

El concepto de Ciudades Amigables intenta dar cuenta de un fenómeno que, para los especialistas, difícilmente  vaya a revertirse. Argentina no sólo no es ajena a esa realidad, sino que, además, es uno de los países mas envejecidos de la región. El 14 % de la población tiene más de 60 años, y las proyecciones  indican que el número seguirá en aumento. En el último Congreso Internacional de Psiquiatría se determinó que, entre 1950 y 2050, la cantidad de argentinos mayores de 70 años se multiplicará catorce veces.

 

*Defensor del Pueblo de Pilarn

 

Comentarios