Entrevista

Francisco Neuville, el pilarense que triunfa con sus obras de arte en el exterior: “Nunca voy a poder pintar nada que no tenga sentimientos”

Es oriundo de Villa Morra II y hace poco tuvo un despegue internacional por su muestra “Tormentas Emocionales”. En unos meses exhibirá en Los Ángeles junto al español Domingo Zapata. En conversación con ElDiario, Francisco nos cuenta sus inicios, su proceso y su manera de vivir el arte.
viernes, 8 de abril de 2022 · 10:14

Francisco iba a clases de arte luego de asistir a clases en el Instituto Nuestra Señora de Pilar. Ahí fue cuando sintió que creaba su primera obra: un lienzo donde descansaba algo abstracto con significado indescifrable. En ese momento, su interés estaba en tocar la batería o desarrollarse en el automovilismo. En 2011 comenzó a desarrollarse como artista plástico pero nunca imaginó que su arte estuviera a la altura de presentarse junto con el de Domingo Zapata o que se exhibiría en las casas de la farándula argentina o estrellas pop internacionales.

D: Te interesaban disciplinas que tienen mucha adrenalina, ¿no? ¿Dónde encontrás esa adrenalina en el arte?

FN: Esa emoción que sentís al momento de salir al escenario o correr en la pista lo sentís al momento de presentar una exposición. Al pintar también se genera esa locura que es lo que terminás mostrando en la obra terminada.

D: ¿Es buena esa emoción?

FN: No siempre. La gente a veces dice “qué lindo pintar” como si fuera todo placer y la verdad es que lo padezco. A veces cuesta más que otras.

D: ¿Planeás tus obras o te dejás llevar por esa emoción?

FN: Yo arranco a pintar y después es todo descubrimiento. En general pinto rostros y sé más o menos qué paleta de colores voy a usar, qué forma quiero darle, pero al momento de pintar puede ser que se le agregue un popurrí de cosas que nunca imaginé que estarían.

 

La primera exhibición a gran escala que tuvo fue para la marca Herencia. Se realizó en Miami y eran camperas de la marca intervenidas por el artista. Ese evento le abrió las puertas de las galerías a nivel internacional y sintió que estaba despegando su carrera. Sin embargo, Francisco lleva un voto de devoción con su arte que se resume, en sus palabras: “Nunca voy a poder pintar nada que no tenga sentimientos o no sea genuino”. Él deja que el arte, sus flashes -así los define- conduzcan la obra y transmitan el sentimiento con el que se conecta en ese momento.
 

 

D: ¿Siempre se puede conectar con esos sentimientos?

FN: Me tomo muy en serio que las obras transmitan emociones. A veces, siento la presión de tener que producir y me encuentro en momentos o etapas, que pueden ser días, en los que no tengo nada que pintar. Puede ser frustrante, pero cuando no estoy conectado tengo que largar el pincel. ¿Cómo voy a estar pintando sin ganas? La obra no se lo merece.

D: ¿Considerás que cada obra tiene un sentimiento?

FN: Me gusta ir expresando lo que siento en distintas obras. Suelo trabajar en simultáneo tres o cuatro proyectos para poder transmitir aún más lo que estoy procesando en el momento. 

 

 

La última exhibición que se llevó a cabo en Argentina fue “Tormentas emocionales”, desplegada en la Bolsa de Comercio de Rosario y tuvo una repercusión internacional que llamó el interés de reconocidas galerías en Estados Unidos y Europa. “Fue una manera de homenajear a mis abuelos. Una manera de recordarlos a ellos y todas las charlas campestres con la imagen de ellos tomando mates y contándome las historias de cuando eran chicos. Son recuerdos y emociones que todavía tengo a flor de piel”, dice Neuville.

 

 

D: Fue una temática muy distinta a lo que generalmente presentás…

FN: Nunca me hubiera imaginado pintar una temática campestre, pero la oportunidad se dió, estaba muy conectado con eso y la imagen de mis abuelos y surgió. Por suerte fue bien recibida en Rosario, los catálogos se agotaron enseguida.

 

Francisco es el primer artista no rosarino en exhibir en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Hicieron la excepción a pedido del vicepresidente de la Bolsa, que vió su trabajo y pidió que se exhibiera. Este acontecimiento es único en toda la historia de la BCR desde su fundación en 1884.

 

D: ¿Cómo definirías tu trabajo hoy?

FN: Estoy descubriendo muchas cosas de mi arte y cómo me conecto con él. Por ejemplo, en lo personal me cuesta ponerle punto final a las cosas, en todo sentido: relaciones, trabajos, lugares. Con las obras me pasa algo similar, hay pinturas que no tienen terminaciones porque mi ansiedad no me deja terminarlas y quedan así o con pinceladas muy ansiosas y eso parte de mi estilo. Da Vinci decía que las obras no se terminan, se abandonan. 

 

Rió nervioso al citar a Da Vinci. Pero nada de lo que decía escapaba a la verdad. Sus obras, alrededor de su estudio de Villa Morra II estaban impregnadas de un estilo propio, abandonado de la rigurosidad de las convenciones y la academia.

 

D: ¿En qué nueva exposición estás trabajando?

FN: En dos semanas viajo a República Dominicana. Voy a estar ahí 10 días trabajando a full para una exhibición que tengo allá y para julio voy a hacer una muestra con Domingo Zapata, en Los Ángeles. Zapata es un artista muy reconocido internacionalmente así que a ese trabajo lo espero con ansias y respeto.

D: ¿De qué se tratará?¿Seguirá la línea de Tormentas Emocionales?

FN: No, la idea es pintar las cosas que están rondando mi cabeza: parques de diversiones, dibujos animados, rostros, recuerdos, va a hacer una obra inmersiva en mi cabeza. En esa va a haber cuadros chicos, medianos y en gran escala, incluirá obras con lienzos de dos metros cuadrados.


Obra realizada para una fábrica de zapatillas.

 

En el fondo, páginas de la revista Rolling Stone. “Necesitaba descargarme”, dice Francisco.

 

Esta obra va directo a la casa de Gwen Stefani (famosa cantante pop y vocalista de la banda No Doubt)”, dice Neuville. Sus obras también se encuentran en manos de famosos argentinos como Marcelo Tinelli, entre otros.

 

El artista se compenetra con su obra a tal punto que ahora trabaja en un proyecto que incluye los paquetes de los medicamentos psiquiátricos que tomó en los últimos años. “Tiene escrito la palabra ´Breath´ porque creo que todo se trata de eso: simplemente respirar y seguir”.

 

D: ¿Sentíste algún cambio en tus obras luego de comenzar con la medicación?

FN: El optimismo. Antes estaba en un lugar muy oscuro, tenía obras muy turbias. Quiero transmitir en mis obras lo que siento pero también me gusta que eso sea algo más positivo. A pesar de tomar las pastillas sigo teniendo momentos bajos y altos todavía, pero cambió muchísimo y se nota en los colores que uso, en la vida que transmite.

D: Existe un mito de que el artista que sufre o sufrió genera mejores obras, mejor arte. ¿Te sentís identificado?

FN: Uno siempre está dolido. Pero la vara es la misma que cuando estás eufórico. Creás con igual motivación, el problema es cuando estás en el punto medio y no sabés para donde ir, si arriba o abajo. Pienso también que cualquier excusa es buena para crear.

D: ¿Probás con alguna terapia alternativa o algún ritual propio para los momentos en los que no sabés para donde ir con la obra?

FN: La terapia de inmersión en hielo (método Wim Hof). Me cambió la vida. Es una técnica muy reconocida mundialmente y demanda mucha paciencia y entrenamiento en técnicas de respiración y autocontrol, pero vale la pena. Cinco minutos dentro del hielo y puedo estar renovado por días, creando, inspirado, estimulado.

 

Su estudio de Pilar, su desorden, su universo, su inspiración.

D: Viajás mucho ¿por qué decidiste quedarte en Pilar?

FN: Pilar tiene algo especial para mí. Toda mi familia es de acá, yo me crié acá. Camino las calles de Pilar y siento que es mi lugar en el mundo. Viví un año en Brasil y me pareció hermoso pero yo camino Pilar y siento una pertenencia que nunca voy a tener con otra ciudad. Viajo mucho, sí. Pero sé que a Pilar voy a volver siempre. 


 

Comentarios