Haciendo Eco en Pilar

Cultivar hinojo en la huerta

lunes, 25 de abril de 2022 · 08:17

El hinojo es una planta que no puede faltar en nuestro huerto de aromáticas porque tiene muchas virtudes, tanto como hierba culinaria como medicinal, pero también es una bonita planta ornamental por su delicado y vaporoso follaje.

Además, es una planta ideal para combatir naturalmente los pulgones, ya que atrae insectos que se alimentan de ellos como las mariquitas (vaquitas de San Antonio).

El hinojo, Foeniculum vulgare, es una planta hortícola herbácea y bianual perteneciente a la familia botánica Apiaceae o Umbelifereae igual que el apio, el perejil, el eneldo y el cilantro.

Como sembrar y cuidar hinojo en la huerta

1/ Preparar la tierra

Se trata de un cultivo que precisa de suelos con alto drenaje, que sean ricos en materia orgánica y no tengan altos niveles de acidez. Así mismo, precisa de profundidad suficiente para sus raíces.

2/ Sembrar hinojo

Para cultivar hinojo la mejor época es de ENERO a MAYO. Para ello, partimos de semillas (con 3 o 4 sería suficiente) que sembramos a 1 cm regando abundantemente en esta etapa inicial.

Las plántulas aparecerán a los 7 días cuando brotan a 20ºC. Entre 4 y 6 semanas después de la siembra ya es posible trasplantar al terreno definitivo. Es necesario que las plantas estén separadas aproximadamente por 45 cm por lo que cuando lleguen a estado de plántula será necesario aclarar.

3/ Cuidados del hinojo

Cultivar hinojo no tiene mucho misterio: ubicación soleada, riego regular y agregar materia orgánica al suelo para que la planta esté bien alimentada. Cuando la planta florece deja de producir hojas, así que se recomienda eliminar las cabezas florales si se quiere mantener durante más tiempo un follaje frondoso.

Si queremos que nuestro hinojo permanezca tierno es recomendable llevar a cabo el aporque. Consiste en cubrir la base de la planta con tierra para evitar el oscurecimiento causado por la incidencia de luz. Debe realizarse en un periodo de 3-4 semanas tras el trasplante a la zona de cultivo definitiva.

El hinojo es una hierba perenne que pierde su parte aérea en invierno hasta que rebrota la siguiente primavera. A final de otoño se deben cortar tallos y hojas secas.

Agradecerá un fertilizante de alto contenido en potasio y que el terreno colindante esté libre de maleza. Para que el bulbo se mantenga blanco y tenga un sabor más dulce, se debe cubrir la base del tallo afirmando la tierra alrededor durante el periodo de crecimiento.  Debido a la altitud que puede alcanzar la planta del hinojo puede ser recomendable usar soportes que protejan a la planta de posibles quebraduras.

4/ Cosechar hinojo

Casi todas las partes del hinojo se pueden utilizar (hojas, tallos, semillas y bulbo) para cocinar o preparar infusiones.

Las hojas se pueden cortar en cualquier momento mientras estén verdes y frescas, cosa que suele ocurrir desde primavera hasta otoño.

 

Las semillas se recogen cuando las flores han madurado y la umbela toma una coloración marrón. La forma más fácil de extraer las simientes es cortar la inflorescencia e introducirla en una bolsa de papel para que las semillas se desprendan y se puedan recoger con facilidad.

El bulbo del hinojo se cosecha cuando alcanza un tamaño similar al de una pelota de tenis. Para hacerlo hay que desenterrarlo, cortar la raíz y después la parte aérea de la planta.

Si se deja la raíz en la tierra, es posible que rebrote de ella una nueva planta.

Comentarios