Curiosidades

¿Por qué las camisas de mujer y hombre se abotonan en lados distintos?

sábado, 19 de marzo de 2022 · 07:19

Hace mucho tiempo tu género determinaba tus elecciones de moda. Durante la mayor parte de los últimos cien años en el mundo Occidental, las mujeres usaban vestidos y faldas, y los hombres pantalón. Excepto por los escoceses.

Afortunadamente, la moda ha evolucionado tanto que ahora hombres como mujeres son libres de usar cualquier cosa que les plazca.

Sin embargo, hay algunas tendencias de moda de género que persisten, y hay una que hace que la vestimenta de las mujeres sea un poco más difícil de lo que debe ser: ¡botones!

Los botones aparecen en lados distintos de una camisa o abrigo dependiendo de para que género fue diseñado. Como la mayoría de las personas son diestras, el diseño de las prendas masculinas parece más razonable. Y, sin embargo, la mitad de la ropa tiene los botones al otro lado. ¿Por qué? Si los botones están a la derecha y los ojales a la izquierda, la camisa es de hombre. Si es al revés, puede estar seguro de que se trata de una prenda de mujer.

En realidad, nadie tiene muy claras las razones de esa diferencia, aunque hay varias teorías al respecto.

Una de ellas, la más probable, explica que los complicados trajes de las mujeres de la nobleza hacían casi imposible que una dama se vistiera sola, por lo que siempre era una criada quien la vestía y abrochaba los botones. Como a estas ayudantes les resultaba más fácil hacerlo si los ojales estaban a la derecha, se estableció esta norma para la ropa femenina.

Las piezas de botones estaban hechas de metal, vidrio o cuerno y eran objetos caros que solo podían permitirse los más ricos.

Otra explicación tiene que ver con la maternidad. Así, hay quien defiende que la situación de los botones viene determinada porque las madres suelen cargar a sus bebés con la mano izquierda, y dejan libre la derecha para hacer cosas. De este modo, con esa mano es más fácil abrochar los botones si estos están a la izquierda. Por eso, las camisas de mujer fueron diseñadas para abrirse o cerrarse con la única mano libre: la mano derecha.

Hay más teorías: una dice que la equitación era la clave. Debido al uso de faldas largas y pesadas, vestidos y ropa interior, así como a la “etiqueta adecuada”, las mujeres montaban a caballo de costado, con ambas piernas en el lado derecho del caballo. Llevar los botones a la izquierda impedía que el viento entrara por la camisa mientras cabalgaban.

En cuanto a la ropa del hombre, la explicación tendría que ver con el noble arte de la espada. Cuando los hombres tenían que desenfundar su arma a menudo, era importante que ningún obstáculo complicara la maniobra. Y los botones a la derecha impedían que la mano se atascara en el pliegue central de la camisa.

Sea como fuere, las diferencias se mantienen y, en pleno siglo XXI, podemos distinguir una prenda por el lado en el que están colocados los botones.

¡Cosas de la moda que parecen llamadas a cambiar!

 

 

 

 

 

Comentarios