“¡Pero se mueve!”: La historia de cómo la Iglesia Católica perdonó a Galileo Galilei…350 años más tarde

martes, 1 de noviembre de 2022 · 08:34

Galileo Galilei fue un astrónomo, ingeniero, ?? filósofo, matemático? y físico italiano, relacionado estrechamente con la revolución científica. Es uno de los referentes del Renacimiento que mostró interés por casi todas las ciencias y artes y fue uno de los más grandes eminentes perseguidos y condenados por la Iglesia Católica de la época, enjuiciado por un peculiar postulado: la tierra no es el centro del universo.

Por más que hoy en día parezca un dato dado por hecho, en aquel entonces la Santa Inquisición perseguía a aquellos que no creyeran en la versión oficial acerca del sistema solar y era que la tierra era el centro y el sol orbitaba alrededor de ella junto con los demás planetas, la luna y las estrellas, en un extraño baile que no tenía explicación ni sentido lógico.

La  Iglesia tardó 359 años –nada menos– en reconocer su error, pero en su momento el astrónomo Galileo Galilei fue condenado a los 70 años por el Santo Oficio por oponerse a la visión geocéntrica de sus colegas. Estos, sin argumentos sólidos contra su teoría heliocéntrica, pues Galileo fue precursor del método científico basado en pruebas y en la publicación de los resultados, optaron por lanzar insidias en Roma, que le enemistaron con el papa Urbano VIII.

Así fue que 359 años más tarde, en 1992, sería otro papa, Juan Pablo II, quien dijera un el 31 de octubre de 1992, que Galileo había sido “un creyente sincero” y un “físico genial”. El Vaticano al fin se retractaba, moviéndose de la misma forma que lo hace la Tierra respecto al Sol, como Galileo recordó en su célebre (y tal vez apócrifa) frase “eppur si muove” (pero se mueve).

Comentarios