Diez curiosidades no tan conocidas sobre el cabello

jueves, 26 de agosto de 2021 · 11:20

Una pasión, una vocación, un estilo de vida. Para muchos la peluquería y el cabello son eso y mucho más. No te pierdas algunos de sus datos más curiosos.

El cabello fue visto desde hace miles de años como un potente elemento mágico o ceremonial. También de seducción y encanto, ya desde las llamadas culturas primitivas. Es más, la mayoría de los estudios sobre comportamiento social en la prehistoria, consideran que el alma de cada persona se encuentra en su cabello.

De ser visto como un elemento mágico y de protección a pasar a simbolizar el estatus social y de clase. Lo cierto es que el cabello ha sido y es un signo de identificación muy personal y particular. Pero, ¿cómo se inició el mundo de la peluquería profesional?

Empezamos, claramente, con una rudimentaria finalidad práctica y es que, existen indicios demostrables que afirman que, ya durante el Neolítico se utilizaban lascas como herramientas “de peluquería” para cortar el cabello, un cabello que podía llegar a entorpecer la visión durante el momento de la caza.

Dando un salto de gigante hacia el Antiguo Egipto, pasamos a configurar una de las primeras diferenciaciones de clase determinadas por el cabello: los obreros lucían de forma mayoritaria cortes rapados y, en cambio, los altos cargos del momento dedicaban mucho tiempo a cuidar de su cabello. Estos se iniciaron en la utilización de los primeros tintes de cabello, con hennas u otros productos, que también usaban para mantener impecables y a la moda pelucas que definían la posición social de estos magnates egipcios.

Aunque, si nuestro objetivo es el moldeado y peinado del cabello, los más destacables serían los griegos. Una cultura que enaltecía la belleza y la estética y que fue capaz de crear peinados míticos que, incluso hoy en día, seguimos utilizando. Y ya después de estos clásicos, pasamos a la invención de las tijeras en el siglo XIV y, con ellas, a los gremios de especialistas cortadores, que se encargaban de arreglar el cabello de aquellos que podían permitírselo.

Y es durante el Renacimiento que los peinados y acabados se modernizan, adaptándose a la sofisticación de la época, incluyendo infinidad de complementos como coronas o joyas. De la misma forma, también se integran los tintes de cabello, siendo los más populares el rojizo y los rubio ceniza.

Ya en la época contemporánea, nos encontramos con que el corte de pelo y el estilo pasa a ser un símbolo de reivindicación social. El culto a la belleza deja de ser cuestión de género y se establece la primera tanda de estilistas, que crean tendencias y despiertan la necesidad de expresar un mensaje a través de la estética, siendo el cabello una de las principales cartas de presentación.

A partir de entonces, se comienzan a establecer distintas pautas de moda, que se personalizan según el gusto y visión de cada peluquero en compaginación con la personalidad de cada cliente. De esta forma, se revoluciona la estética, apostando por texturas complejas, cabellos con mucho movimiento y colores, que, hasta ahora, se reservaban para la ciencia ficción. Definitivamente, la peluquería es una forma de arte.

Datos curiosidades sobre el cabello

1/ ¿De qué está compuesto el cabello?

El cabello está compuesto por carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno y azufre. Juntos, forman una proteína llamada Alfa-Queratina. Es el componente mayoritario del cabello (un 85% del total). Entre las curiosidades del pelo por su composición nos encanta esta: los morenos tienen una mayor proporción de carbono que los rubios o los pelirrojos.

2/ Protección ambiental

El cabello no es solamente algo estético, sino que nos protege de los rayos del sol y de otras inclemencias climáticas dañinas para nuestra salud.

El verano aclara el cabello pero, en cambio, oscurece la piel. En este caso es una cuestión de protección. Nuestra piel, al recibir el impacto de los rayos UV, sintetiza la melanina y aumenta su concentración para, de esta forma, proteger la piel del deterioro que los rayos del sol pueden provocar en ella. Este aumento de melanina genera el aspecto bronceado que tanto deseamos en los meses veraniegos. Por otro lado, el cabello tiende a perder esta melanina al recibir el impacto de los rayos ultravioleta y es precisamente por ello que acaba decolorándose.

3/ ¿Cuántos cabellos tenemos?

La respuesta dependerá en todo caso del tipo de cabello que tengamos. Si nuestro pelo es oscuro, nos encontraremos en una posición media de la escala, con alrededor de 105.000 cabellos. Pese a lo que pueda parecer, son las personas rubias las que presentan una mayor cantidad de pelo con hasta 140.000 y, por el contrario, las personas pelirrojas serían aquellas que presentarían una menor frondosidad, con tan sólo 90.000 cabellos.

4 /¿Cuánto cabellos se nos caen al día?

Cada día, de media, perdemos de 50 a 150 cabellos. Y aunque en otoño este número se triplica, debemos tener en cuenta que la caída del cabello es un proceso natural, puesto que este se encuentra en una constante regeneración. Existe el denominado ciclo de vida capilar que argumenta que cada cabello vive de 2 a 6 años, pasando por tres fases básicas: crecimiento, estancamiento y caída.

5/¿Cuánto cabello puede crecer cada día?

Por contrapartida, el cabello en su fase de crecimiento puede desarrollarse ente 0,37 y 0,44 milímetros cada 24 horas, por lo que podría llegar a medir incluso varios metros de longitud de forma saludable.

6/ El cabello crece más por la noche

A modo de bellos durmientes, el pelo crece más durante la noche. Es este momento de la jornada cuando las células del organismo se regeneran (las del pelo y las de la piel también). Una buena razón para dormir bien. Como última curiosidad, los pelos de la barba crecen más deprisa que el resto de pelos del cuerpo.

7/ Climas cálidos

El cabello crece más rápido en los climas cálidos. Esto se debe a que el calor es capaz de hacer que los nutrientes necesarios estimulen mejor los folículos del cuero cabelludo.

8/ La fuerza del cabello

Un único pelo puede aguantar hasta 100 gramos de peso. No conocemos la utilidad de este dato, pero hay un científico que se molestó en comprobarlo.

9/ Al cabello le afecta la contaminación

La contaminación a la que nos exponemos daña la película hidrolipídica que protege el cuero cabelludo de las agresiones y las bacterias externas. Los tóxicos, las partículas en suspensión y todo tipo de residuos se van depositando cada día en las fibras de queratina del cabello. Y acaban por alterar su composición. Es uno de los motivos que justifica su aspecto apagado, opaco y sin vida.

10 / Hombres vs mujeres

Aunque existe el mito extendido de que hombres y mujeres tenemos el pelo diferente, la realidad científica ha demostrado que es idéntico el pelo de una mujer que el de un hombre, a excepción de la genética que tienen por pertenecer a un individuo concreto.

4
1
50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios