HACIENDO ECO EN PILAR

Cactus "orejas de Mickey": llená de magia cada espacio de tu hogar

domingo, 3 de octubre de 2021 · 00:00

¿Querés decorar tu hogar con algo que te recuerde a tu infancia y esos buenos tiempos? Si tu respuesta es sí, definitivamente debés tener el cactus orejas de Mickey en tu casa; esta maravillosa planta llenará de magia cada espacio con su adorable y tierna forma del ratoncito más famoso de todos los tiempos.

 Es súper sencillo de cuidar. Te contamos todo para que no pierdas más tiempo y lo tengas ya en tu casa.

El cactus orejas de Mickey, también conocido como Opuntia Microdasys, es una planta que permite su cultivo en macetas no muy grandes o pequeños jardines. Es ideal para decorar tu casa por dos razones: la primera, no crece tanto, por lo que ocupará poco espacio, y la segunda, porque atraerá la atención de todos por su adorable y tierna forma que hará que más de uno eche de menos su infancia.

      Otros nombres con los que se le conoce a esta adorable y tierna planta son “orejas de conejo”, “nopal cegador” y “alas de ángel”. Sus ramas u “orejas” pueden crecer hasta 15 centímetros y, además, florece en verano.

¿Cómo cuidarlo?  

      Cuidar el cactus orejas de Mickey es sencillo: necesita ser regado con mucho cuidado y solo añadirle agua en caso de ser necesario, es decir, cuando su tierra o sustrato esté seco. A su vez, es una planta que requiere de sol directo y las especies más jóvenes tolerar la semisombra, pero no resisten heladas.

      Procurá colocarla en una maceta que tenga orificios en el fondo, para que pueda librar el agua sobrante. En época de invierno o bajas temperaturas, te recomendamos sólo regarla una vez a la semana, para que no se pudra con la humedad. 

      El cactus orejas de Mickey o la Opuntia Microdasys puede ser víctima de plagas provocadas por insectos como cochinillas, caracoles y hormigas.

Adorable y tierna planta que nos hace recordar y añorar nuestra infancia.

4
1
66%
Satisfacción
16%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
16%
Indiferencia

Comentarios