Astrología

La Luna Llena en Piscis

La posibilidad de integrar el orden mundano con la magia de la vida
sábado, 29 de agosto de 2020 · 10:13

El 2 de Septiembre es la Luna Llena en Piscis que nos brinda un clima especial.

El sol en este momento está en el signo de Virgo y la Luna está en el signo de Piscis. Estas dos energías son opuestas y la Luna Llena en Piscis nos brinda la posibilidad de integrarlas.

Piscis es energía de máxima sensibilidad, empatía y resonancia. A través de esta energía comprendemos que no hay bordes, no hay sensación de separación. Piscis tiene consciencia de que todo está conectado con todo y con todos. Posee conciencia de totalidad y percibe más allá de la mente racional.

En el periodo de Luna Llena, nuestro inconsciente emocional se expresa, se ilumina por la luz del Sol.

La Luna Llena en Piscis nos permite ampliar consciencia, ir más allá de nuestro Yo, de nuestra identidad personal. La capacidad de percibir que formamos parte de un entramado colectivo, que nos afecta y afectamos a un otro.

Nos impulsa a entregarnos, a servir, a Ser con los demás, es una energía de integración . Nos brinda la posibilidad de comprender más, ser con un otro y actuar de manera diferente.

Esta Luna en Piscis con sol en Virgo nos estimula a percibir el detalle en el orden mundano y ser servicial en un orden mayor. La energía de Virgo nos aporta orden, organización y minuciosidad en lo cotidiano de nuestra vida. Nos enseña eficiencia para resolver cualquier asunto.

La energía de Piscis nos propone cultivar nuestra sensibilidad, empatizar, captar intuitivamente, entregarnos y comprender lo trascendente.

Con este clima astral Virgo (Tierra) - Piscis (Agua) es buen momento para recrear nuestro uso del tiempo. Podemos estar comprendiendo que habita en nuestro interior, que sueños o aventuras elegimos transitar y la posibilidad de concretarlos con sentido común, con los pies en la tierra.

Atravesamos seis meses en esta cuarentena XL, desde la Luna Nueva en Piscis ( Febrero) que nos brindó la posibilidad de un viaje interno, de poder bucear en las profundidades de nuestro inconsciente, de nuestro mundo interno.

Ahora, con la Luna Llena en Piscis, si hicimos ese proceso, podemos comprender nuestro trayecto personal, algo nuestro sale a la superficie y lo descubrimos. Nos posibilita revelar nuestros anhelos, nuestros sueños más profundos que emergen de las profundidades piscianas de nuestra consciencia y se alinean con el propósito de nuestra alma y sobre esa realidad espiritual, construir una realidad concreta personal.

También con la energía de Piscis, podemos tener la sensación de no tener borde, de sentirnos confundidos.

Esta Luna me invita a recordar mi participación en el orden del Universo, reconociendo que formamos parte de un rompecabezas en el cual las piezas encajan a la perfección, donde todo está ordenado en el aparente caos y conectado a la vez entre todos.

La Luna en Piscis con el sol en Virgo, nos da la posibilidad de percibir que existe un orden en el universo y en nuestras vidas. Al mismo tiempo participamos del misterio del universo y de nuestras vidas.

Nos ofrece la oportunidad de aprender a confrontar nuestra sensibilidad, empatía con el mundo objetivo para así darnos la posibilidad de crear un sistema más rico e integrado para nosotros y los otros.

María Ana Belvisi

Foto: Ingmar

 

Comentarios