Una historia de superación

“Lloré, transpiré, pero lo logré”

A los 16 años, Francisco Biaggio sufrió un ACV jugando al rugby. Tras 4 años de rehabilitación corrió una maratón. “Lo más importante son los afectos”, sostiene.

“Lloré, transpiré, pero lo logré”

EN FM PLAZA. La conductora Mariela Meza, Francisco Biaggio y su entrenador Federico Perrupato.

Corría 2015 y Francisco Biaggio (20), más conocido como “Sangu”, estaba disputando un partido de rugby amistoso. Tenía 16 años y jugaba en la categoría M17 de Deportiva Francesa. En el último minuto del encuentro sintió que algo no estaba bien.
Por fortuna, en el club de Del Viso estaba Pablo Pratesi, jefe de la Terapia Intensiva del Hospital Austral, quien de inmediato lo llevó al nosocomio en donde precisaron que había sufrido un accidente cerebrovascular (ACV).
Así fue que, más allá de estar siete días en coma y otros dos meses internado, luego de cuatro años de rehabilitación y entrenamiento, hoy Francisco puede correr, algo que era impensado. “Al principio no entendía qué había pasado y quería seguir jugando pero no podía hacerlo, no me salían las palabras, la mano y una pierna no funcionaban. Todo eso en una etapa que se suponía sería de plenitud. Hasta que Pablo (Pratesi) me dijo que tenía para largo y ahí me cayó la ficha”, contó Francisco en el programa El Cerezo (FM Plaza 92.1) que todos los martes conduce Mariela Meza.
“En ese momento me dije a mí mismo, o me rindo o me tropiezo pero sigo adelante. Y elegí la segunda opción. Entendí que mis amigos y mi familia me seguían apoyando y eso me empujó a seguir intentándolo”, agregó, no sin destacar que el amor de sus seres queridos fue fundamental en su recuperación. Quien también fue y es parte clave de su recuperación es Federico Perrupato, su entrenador hace casi tres años, que con mucho orgullo, destacó la fortaleza del joven, que el año pasado pudo terminar la secundaria y este año empezó una carrera en el Austral.
Así, reconoció: “La historia de Fran es hermosa porque desde el minuto uno buscó superarse. Para mí era un desafío y me acuerdo que cuando me senté con sus papás les dije que lo iba a tratar como a un atleta, porque para mí era eso”.
Investigando, Perrupato se enteró que si mejoraba su condición aeróbica, iba a poder crear nuevas sinapsis (conexiones neuronales) en su cerebro, lo que facilitaría su progreso. 
Hoy siguen entrenando como el primer día, pero ya superaron varias pruebas. No solo pudo andar en bicicleta, que era algo que ansiaba, sino que hasta se animó a competir en distintas maratones. La última en diciembre del año pasado, cuando corrió los 10K de la “Maratón Fleni por la Inclusión” y aunque salió último, los aplausos del público fueron ensordecedores. Y no es para menos, fue el único participante con una incapacidad física que se animó a superar sus propios límites.
Más allá de todo lo que atravesó durante estos cuatro años y medio, y no sin dejar de reconocer que se presentaron muchos obstáculos en su camino, Francisco concluyó: “Pasé por un montón de cosas, me caí pero volví a levantarme y supe esforzarme por llegar a las metas que eran mi impulso. Lloré, transpiré, pero lo logré. Así te das cuenta que las cosas materiales no son importantes, lo que verdaderamente vale es el amor”. 


“Me caí pero volví a levantarme y supe esforzarme por llegar a las metas. Así te das cuenta que las cosas materiales no son importantes, lo que vale es el amor”. 

FRANCISCO BIAGGIO.
 

11
12

Valorar esta noticia

21% Satisfacción
47% Esperanza
0% Bronca
21% Tristeza
0% Incertidumbre
10% Indiferencia
Comentarios Libres
  1. grafico
    dario | 23/08/2019 | 14:59
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  2. Excelente ejemplo de superación: “Me caí pero volví a levantarme ..