PARTE DE LA HISTORIA RECIENTE

Simeoni, el último videoclub de Pilar, dice hasta luego

Cierra su local de la calle Tomás Márquez, pero no se resigna y volvería en un espacio reducido. Lleva 30 años de vida y lo sostiene la pasión familiar. Tiene más de 8.000 títulos.
jueves, 15 de agosto de 2019 · 00:00

"Si no alquilaste alguna vez una película en Simeoni, no sos de Pilar" podría ser una de esas frases de pertenencia que muchas veces suelen escucharse en los barrios. Hoy el último videoclub en pie dice hasta luego y baja sus persianas.
“La idea es ir achicándolo, es algo que se viene postergando, el mundo cambió y en algún momento vamos a tener que cerrarlo, pero por ahora queremos sostenerlo”, explicó Martín Simeoni, uno de los propietarios.
En octubre de 1989 sus padres decidieron abrir el negocio que fue un boom: “Era cuando todavía solo existían los cuatro canales de aire, después recién vino el cable a Pilar”, contó Martín.
La pregunta del millón, en los últimos años, con internet, Youtube, Netflix, Flow, DirecTV, entre otras plataformas a través de las que se pueden alquilar películas online, fue ¿Qué sostiene al videoclub Simeoni?
“Lo sostiene la pasión familiar, hace 30 años que estamos”, señaló el comerciante, actor y director de teatro y explicó: “Por cuestiones de costos vamos a poner en alquiler el local (ubicado en Tomás Márquez, entre Camilo Costa y Martitegui), pero nos vamos a reacomodar en un espacio más chico, donde podamos seguir ofreciendo nuestros títulos, porque no queremos perder eso”.
Según Martín, “todavía hay gente que rastrea películas que no encuentra en ningún lado y viene al local, nosotros conservamos más de 5.000 títulos en VHS (casetes para videocasetera) y más de 3.000 en DVD”. 
Para alquilar una película, tenías que asociarte y contabas con un número con el cual te identificabas. Las cosas fueron cambiando y ya ese número no es necesario.
“Los tiempo cambiaron y la gente se fue aggiornando a Las nuevas y se adapta a los nuevos formatos. Por eso también ya no nos manejamos con socios, sino que vienen clientes viejos y gente nueva que busca algo puntual que no consigue en otro lugar”, relató Simeoni.
El local tradicional ya tiene sus puertas cerradas, pero las intenciones son mantener la historia y por eso Martín insistió: “Nos vamos a achicar y alquilaremos el local, pero vamos reubicar el videoclub en algún momento, porque no queremos perder la historia de nuestros 30 años”.
Hoy los VHS no tienen gran valor de mercado, aunque muchos títulos seguramente son más que valiosos. De hecho Martín contó a El Diario, que les alquilan los casetes para pasarlos a DVD.
Actualmente quien tiene una videocasetera, la tiene como una reliquia, que seguramente irá adquiriendo valor con el tiempo, incluso muchos la tuvieron hasta que se rompió y ya no se pudo arreglar. Distinto es el DVD, aunque seguramente esté en extinción.
“En un momento parecía que el blu-ray llegaba para comerse todo, pero quedó en la nada, nosotros nos fuimos modernizando, pero el VHS y el DVD, siempre se mantuvieron”, contó Martín. l

28
28
8%
Satisfacción
2%
Esperanza
1%
Bronca
78%
Tristeza
0%
Incertidumbre
10%
Indiferencia

Comentarios

16/8/2019 | 10:49
#1
Yo alquila hasta videocasetera jajajja que buen lugar !!!