Historia de vida

En la ruta con Andrea Paredes, la camionera más famosa

Vecina de Pilar, fue la encargada de llevar a Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta por el nuevo Paseo del Bajo. 'Nunca dimensioné la repercusión', reconoce.

En la ruta con Andrea Paredes, la camionera más famosa

SONRISAS. Andrea, el lunes en el Paseo del Bajo, con Macri, Vidal y Rodríguez Larreta.

Por Alejandro Lafourcade

a.lafourcade@pilaradiario.com

 

El lunes, sus dotes de conductora se replicaron en todas las pantallas del país, al ser la encargada de llevar a bordo de su camión a Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal por el flamante Paseo del Bajo: Andrea Paredes, vecina de Pilar, dialogó con El Diario sobre la repercusión generada y cómo es trabajar en un ambiente que siempre pareció reservado solo para hombres.

“Nunca me imaginé que en algún momento se iba a dar una situación así, con la responsabilidad de llevar a los mandatarios de Nación, Provincia y Capital, fue una experiencia muy linda”, contó.

Andrea tiene 38 años, trabaja en Volvo hace dos –donde capacita a camioneros de todo el país- y en su Arrecifes natal es la Negra. Casi toda su vida transcurrió en la ruta, desde que era una niña y acompañaba a su papá, de quien heredó la profesión.

“La semana pasada estuve en Mendoza dando capacitaciones y me avisaron sobre el evento, de hecho tuve que cambiar los pasajes para volver. El jueves hicimos una prueba y conocí a Rodríguez Larreta y Guillermo Dietrich. Al llegar a Volvo me avisaron que el lunes iba a tener que llevar a Macri…”, recordó, agregando que “no estaba nerviosa, pero sí me imaginaba qué me podía llegar a preguntar, con qué tema me iba a salir. Al final la pasé genial”.

Eso sí: no esperaba la repercusión mediática. “Nunca dimensioné hasta dónde iba a llegar. Ese mismo día fui al Parque Industrial de Pilar a buscar a una amiga, entré a una estación de servicio y justo estaba la nota en la tele. Un señor miraba a la pantalla y me miraba a mí (risas). También me llamó gente que hacía años que no hablábamos, que me conoce desde chica”.

 

Al volante

“Con mis hermanos, nuestras vacaciones eran estar arriba del camión. Mi papá nos decía que si no estudiábamos no lo podíamos acompañar”, recuerda Andrea. “Le cebaba mate, charlaba, como todos los acompañantes. Juntos recorrimos el país. Cuando cumplí la mayoría de edad mi papá se enfermó, es como si hubiese estado destinada a seguir su camino”.

 

-¿Cómo llegaste a capacitar a camioneros para Volvo?

-Llegué a la empresa hace dos años. Pasé por una selección como todos, en la empresa era chofer y me propusieron el puesto, porque vieron que podía transmitir mis experiencias a los choferes. Somos dos, y mi compañero también fue chofer. Así es más fácil llegarles a los conductores porque una estuvo en su lugar, tuvo su experiencia.

 

-¿Son muy marcadas las diferencias tecnológicas desde que empezaste?

-Hoy tenemos el camión más tecnológico del mercado, al chofer no le enseño a manejar sino a cómo utilizar las herramientas que tiene hoy en sus vehículos, cómo sacarles el mejor provecho. Pero hacen falta más escuelas para más choferes de tránsito pesado, antes podías acompañar a tu papá, a un amigo o vecino y adquirir experiencia, pero eso hoy ya no se puede, las empresas no lo permiten.

 

-¿Has sufrido machismo, en un ambiente históricamente de hombres?

-Nunca me pasó, en un pueblo tan chico como Arrecifes, todo el mundo me conocía. Me crié en ese ámbito, y cuando me tocó manejar a mí, para los vecinos de la zona era normal. No sé si es cuestión de actitud, pero nunca sentí diferencias. Hoy me paro en un curso frente a 25 choferes varones y jamás sentí que me miraran distinto, nunca nadie me faltó el respeto.

 

-¿Cada vez más mujeres se animan a subirse a un camión?

-De a poco va cambiando, armé una página de mujeres con el fin de conocernos (en Facebook, Simplemente Camioneras), somos más de 80 y tenemos un grupo de Whatsapp donde intercambiamos información. A partir de lo del Paseo del Bajo me escribieron mujeres que se sintieron identificadas, ojalá se visualice que podemos hacer distintos trabajos, no es cuestión de género sino de actitud y de lo que uno quiere hacer.

 

-¿Qué opinás sobre el funcionario que días atrás dijo que el cuerpo de la mujer no está preparado para manejar un colectivo?

-Lo único que digo ante eso es que yo fui a la inauguración de Paseo del Bajo manejando un bitren de 74 toneladas con 22,40 metros. Nada más.

Galería de fotos
13
7

Valorar esta noticia

82% Satisfacción
3% Esperanza
7% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
7% Indiferencia
Comentarios Libres