Otro representante de Alumni

Un Puma que quiere aprovecharlo al “Máximo”

Provenzano está enfocado en el Seven con Tokio. “Me llegó de grande la primera convocatoria. Son cosas que pasan una sola vez en la vida”, señaló.
domingo, 2 de agosto de 2020 · 00:00


Por Walter Cricrí 
w.cricri@pilaradiario.com


El sueño de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio tiene en carrera a Máximo Provenzano dentro del plantel de Los Pumas Seven, que comenzaron a prepararse desde hace cuatro semanas en el Cenard bajo estricto protocolo de prevención por la pandemia del Covid-19.
“Estamos todos contentos con poder volver a movernos después de 100 días. Volver a las costumbres de ir a entrenar, a movernos y acelerar la buena onda para lo que viene”, describe Nito en charla con El Diario.
El back es otra de las figuras de Alumni, que junto a Franco Sábato, le apuntan a la máxima cita del planeta amateur que se desarrollará en 2021.
“Estamos arrancando a mover el cuerpo sin volvernos locos. Todavía hay tiempo para las competencias futuras. Venimos de menos a mayor”, contó Máximo del período en el que se encuentran los entrenamientos.
“Todavía todo se trabaja de manera individual, con una pelota para cada uno. Respetando todos los protocolos, porque los casos crecen día a día. La idea es volver a agarrar los hábitos y gestos del pase, por ahí andamos”, describió.
“Estoy muy contento de estar en el plantel para buscar un lugar en los Juegos Olímpicos. Todos los que lo vivieron dicen que es lo máximo”, suscribe Provenzano.

La gran chance
Máximo llegó a Los Pumas Seven hace tres años, cuando ya era un jugador asentado en el Top 14 (hoy 12) de la URBA en Alumni. “Me llegó de grande la primera convocatoria. A la mayoría le llega de más chico, a mí me tocó a los 27 años. Se disfruta mucho, porque uno tiene un camino recorrido, dejando cosas de lado y esfuerzos para poder estar. Es increíble”, confiesa el back que ahora tiene 30 años.
“Cada año es un objetivo nuevo. Individualmente me propongo estar de la mejor manera y sumar desde donde me toque. Lo importante es tirar siempre para el mismo lado”, destaca.
“Muy contento de tener la oportunidad de arrancar otro año con el Seven y luchar por la oportunidad de estar en los Juegos Olímpicos”, subrayó.
Máximo estudió recursos humanos, trabajó en una empresa gastronómica durante 7 años. Pero llegó esta oportunidad de ser parte de Los Pumas 7’s y no lo dudó.
“Dedicarme 100 por ciento al rugby son cosas que pasan una sola vez en la vida. Tuve la posibilidad de hacerlo y estoy muy contento del lugar en el que estoy. Ahora tengo que cuidar mucho mi lugar, entrenar mucho y disfrutar sobre todo”, concluyó. l


Alumni
“Hoy en día estoy ciento por ciento dedicado al Seven, pero no es la misma posición que la de Franco (Sábato). No estoy contratado por la UAR. En cuanto haya competencia con el club y me autoricen, no habría problemas en jugar para Alumni”, describió la situación en la que se encuentra Provenzano.
En cuanto al club, destacó: “Se extraña mucho ir a entrenar, estar juntos, quedarnos a comer los jueves en el club, los sábados disfrutar desde temprano viendo a los diferentes equipos. Tenemos que tener paciencia que las buenas ya van a venir”.

Comentarios