Automovilismo

Santos: “Era un desafío y se cumplió”

Adrián volvió contento de Perú tras un debut de ensueño y completar los 5.100 kilómetros del Rally Dakar. “Es un premio ser el 2º mejor debutante y el 2º en la UTV Open”, describió.

Santos: “Era un desafío y se cumplió”

FELICIDAD. Oriol Vidal y Santos, tras completar las 10 etapas del Dakar Perú.

Adrián Santos concretó lo que tanto había deseado desde que su grupo de amigos le insistieran para correr el Rally Dakar.
“Era un desafío y se cumplió.” Un mensaje corto y contundente sobre los objetivos que se había planteado el piloto de Pilar el 5 de enero cuando llegó a Lima para disputar la competencia por Perú.
A bordo de un UTV (Vehículo utilitario de carga liviana) Can-Am, junto al español Oriol Vidal como navegante, completó los más de 5.100 kilómetros de la travesía contando con la logística del FN Speed Team (propiedad del español Santi Navarro, de Girona).
Con el número 434 en los laterales, Santos se animó al desafío y completó los 11 días de actividad (en el medio tuvieron una jornada de descanso). Pese a algunos altercados, el pilarense finalizó 22º en la clasificación general con un tiempo de 54 horas 9 minutos 24 segundos, a 19h31’10” del campeón, el qatarí Nasser Al-Attayah (Toyota).
Pero además de recibir su medalla por haber completado la travesía, que tuvo más del 70% de los caminos por dunas, el corredor de 57 años tuvo la mención por ser el 2º mejor debutante y además terminar 2º en la clase Autos Open, detrás del argentino Juan Manuel Silva. “Es un premio ser el 2º mejor debutante y 2º en la categoría UTV Open”, confesó feliz a La liga.
“No lo puedo comparar con otros Dakars porque es el primero que corrí. Pero el comentario era que iba a ser muy complicado, porque hay muchas dunas que te hace un promedio de velocidad bajo. Hay que estar con una concentración muy grande durante 5 o 6 horas”, expresó sus sensaciones sobre la competencia.

Complicaciones
Santos y Oriol estuvieron al borde de abandonar en un par de oportunidades. Pero se tomaron su tiempo y con “nervios de acero” lograron solucionar los problemas para seguir en carrera.
“Lo más complicado fue que perdimos el tapón de la caja de cambios en la 4ª Etapa, había olor a aceite. Pensé que era el último día. Afortunadamente desarmamos y encontramos el tapón que estaba montado en el chapón protector. Logramos desarmarlo, le pusimos los casi 2 litros de aceite que lleva y lo reemplazamos”, contó del primer accidente que tuvo.
“Después volcamos y también pensé que abandonábamos, pero no tuvimos consecuencias”, contó.
Y cerró: “En la anteúltima etapa nos chocó un auto de atrás que nos torció una rueda y también estuvimos a punto de abandonar. Pero con los repuestos que teníamos dentro del auto lo pudimos solucionar y completar la carrera.”
Para Santos fue una misión cumplida arriba a la meta el jueves pasado, en Lima. “La verdad que estoy muy contento”, expresó.
Mientras competía se mantuvo en contacto con su familia y amigos. “Con mis hijas hablábamos a diario y mis amigos me siguieron dándome su apoyo desde un grupo de WhatsApp. Estaban todo el día conectados y mirando tramo a tramo online”, contó Adrián. 

 

Futuro incierto
Adrián Santos completó su primer Rally Dakar, aunque su posibilidad de volver a competir sería incierta. “Si volvería a correrlo, por el momento te diría que no. Después veré. Falta un año”, expresó.


16º
puesto fue su mejor posición parcial en todo el Rally Dakar Perú 2019, al finalizar la 6ª Etapa (Arequipa-San Juan de Marcona). Había largado 63º la prueba en la categoría Autos y arribó 22º.
 

Comentarios Libres