HACIENDO ECO EN PILAR

Huerta de invierno: ¿qué podemos sembrar en julio?

Es pleno invierno y, aunque no lo creas, todavía estás a tiempo de sembrar en el patio o el balcón de tu casa. Te contamos que cultivos son ideales para julio.

Por Redacción Pilar a Diario 2 de julio de 2024 - 08:30

¿Quién dijo que la huerta se suspende por frío? El invierno no es impedimento para poner manos a la tierra y sembrar diferentes especies. Si bien es cierto que el ritmo baja mucho en comparación con la primavera y el verano, se puede seguir produciendo y llevar a cabo algunas tareas de mantenimiento.

Julio es un mes que tiene muchos beneficios si queremos comenzar una huerta en casa, sobre todo porque requiere muy poco mantenimiento. Solo hay dos factores que hay que tener en cuenta para que los cultivos crezcan sanos: el frío y el riego. Por eso en esta nota, te contamos cuáles son algunos de los cultivos que se imponen con la llegada del frío y qué cuidados requieren.

Julio es ideal para la siembra de zanahorias. (misionescuatro.com)..png

CULTIVOS DE INVIERNO PARA SEMBRAR EN JULIO

Julio es un buen mes para plantar diversas verduras que son resistentes al frío y nos brindan cosechas sabrosas y saludables. Aquí algunas opciones:

  • Acelga: esta verdura de hojas verdes es rica en vitaminas y minerales. Se siembra a una profundidad de 5 cm y a una distancia de 2 a 3 cm entre semillas.
  • Apio: el apio es una hortaliza versátil que se puede utilizar en ensaladas, sopas y guisos. Se siembra directamente en el jardín, pero debe tener espacio para que crezcan sus raíces.
  • Arvejas: las arvejas son una excelente fuente de proteínas y se pueden cultivar trepadoras o enanos.
  • Brócoli: el brócoli es una verdura llena de nutrientes y antioxidantes. Se siembra en semilleros y, una vez que crece, se traslada al suelo.
  • Coliflor: al igual que el brócoli, la coliflor es una verdura muy saludable y versátil en la cocina.
  • Espinaca: la espinaca es una verdura de hojas verdes rica en hierro y otros nutrientes. Se siembra en el jardín a una profundidad de 2 cm y a una distancia de 5 cm.
  • Lechugas: existen diferentes variedades de lechugas, como la lechuga mantecosa, la lechuga criolla y la lechuga romana. Las variedades asiáticas son las más resistentes al frío.
  • Puerros: los puerros son vegetales de sabor suave y dulce que se pueden utilizar en sopas, guisos y salteados. Se siembran en semilleros y se trasladan al suelo.
  • Ajo: el ajo es un condimento fundamental en muchas preparaciones culinarias. Se siembra a 5 cm de profundidad y con una distancia de 7 cm entre dientes.
  • Habas: las habas son legumbres muy nutritivas y deliciosas. Recuerda remojarlas antes de ponerlas en la tierra.
  • Mostazas: existen diferentes tipos de mostazas, como la mostaza blanca y la mostaza roja. Necesitan mucho espacio para crecer.

Además de estas hortalizas, también podemos incluir en nuestra huerta de invierno verduras de raíz como remolachas, rábanos, zanahorias, repollos y cebollas de verdeo. Estas verduras son excelentes opciones para cultivar en casa durante el invierno y nos brindarán ingredientes frescos y saludables para nuestra cocina.

Aromáticas para sembrar en julio. (trucsetbricolages.com)..png

AROMÁTICAS PARA SEMBRAR EN JULIO

También podemos cultivar una variedad de hierbas aromáticas en nuestro huerto. Estas hierbas nos brindarán un toque de frescura y sabor en nuestras preparaciones culinarias. Algunas de las hierbas aromáticas que podemos sembrar o trasplantar en julio son:

  • Albahaca: la albahaca es una hierba deliciosa y versátil que se utiliza en muchas recetas. Es recomendable sembrarla en interior en julio y trasplantar al aire libre después de la última helada.
  • Ciboulette: es una hierba resistente que se puede utilizar en ensaladas, sopas y salsas. Se puede cultivar a partir de semillas o de trasplantes.
  • Menta: es una hierba refrescante que se utiliza comúnmente en infusiones y postres. Se recomienda cultivarla en macetas o recipientes para controlar su crecimiento.
  • Orégano: es una hierba aromática muy utilizada en la cocina. Se puede utilizar tanto fresca como seca para condimentar diferentes platos.
  • Perejil: es una hierba versátil que se utiliza en una gran variedad de recetas. Se puede utilizar fresca, cocida o seca para dar sabor y decorar nuestros platos.
  • Romero: se utiliza en muchos platos mediterráneos. Se puede utilizar fresco o seco para dar sabor a carnes, guisos y salsas.
  • Tomillo: es una hierba sabrosa que se utiliza en sopas, guisos y salsas. Se puede utilizar fresca o seca para realzar el sabor de nuestros platos.

La huerta es una actividad gratificante que nos permite disfrutar de verduras frescas y hierbas aromáticas, incluso en los meses más fríos. Con los cuidados adecuados y la elección de cultivos y aromáticas para esta época del año, podremos disfrutar de una huerta productiva y llena de sabor.

Cuidados de la huerta de invierno. (remoo.ruremoo.ru)..png

CUIDADOS NECESARIOS PARA TENER UNA HUERTA EN INVIERNO

1) Protección contra el frío: Utilizá mantas térmicas o cobertores de hileras para proteger las plantas más sensibles durante las noches más frías.

2) Riego adecuado: Aunque el invierno es más húmedo, es fundamental regar las plantas de manera regular, pero evitando el exceso de agua que puede generar hongos. Lo ideal es regar por la mañana para que el agua tenga tiempo de evaporarse durante el día.

3) Luz solar: Asegurate de que las plantas reciban suficiente luz solar, ya que los días son más cortos en invierno. Colocá tu huerta en un lugar donde reciba al menos 4-6 horas de sol al día.

4) Control de plagas: Aunque muchas plagas disminuyen en invierno, es importante estar atento a caracoles y babosas, que pueden dañar tus cultivos. Usá trampas o barreras naturales como cáscaras de huevo trituradas para mantenerlas alejadas.

Para mantener tu huerta saludable y productiva, es esencial practicar la rotación de cultivos, cambiando la ubicación de las plantas cada temporada para evitar el agotamiento de nutrientes en el suelo y reducir el riesgo de enfermedades.

Además, añadir abono orgánico como compost o humus de lombriz enriquecerá el suelo y mejorará su fertilidad. Finalmente, la siembra escalonada, que consiste en sembrar en pequeñas cantidades cada dos semanas, te permitirá tener una cosecha continua y disfrutar de vegetales frescos durante todo el año.

¡MANOS A LA TIERRA!

ANIMATE A SEMBRAR Y DISFRUTAR DE LA HUERTA EN CASA.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar