Turismo Express

El pueblo con laguna a una hora de Pilar ideal para pasar el fin de semana

Buenos Aires tiene miles de pueblos históricos y te invitamos a descubrir sus maravillas a 76 kilómetros de Pilar.

31 de mayo de 2024 - 14:40

El turismo de cercanía en la Provincia de Buenos Aires es clave de cara a cada fin de semana. Repleto de pueblos por descubrir y con miles de historias que contar, te contamos todo lo que puedes hacer en familia o con amigos a tan sólo una hora de viaje de Pilar.

A una hora de Pilar se encuentra Navarro, una opción ideal para los que buscan lugares en plan de descanso, contemplación de la naturaleza y realización de distintas actividades recreativas.

En este caso, también hay una interesante propuesta gastronómica, dado que los navarrenses se enorgullecen de preparar las mejores empanadas bonaerenses. De hecho, todos las temporadas realizan una fiesta especial dedicada al manjar característico de la ciudad.

Navarro y una espectacular laguna a una hora de Pilar

A 500 metros de la plaza principal del pueblo se encuentra la Laguna de Navarro, que ocupa una superficie de 180 hectáreas y tiene una profundidad promedio apenas superior al metro. Sus aguas son aptas para nadar, bucear y también se puede practicar kayak, canotaje u otra actividad náutica como windsurf o kitesurf.

Además, es un lugar perfecto para descansar, leer y disfrutar de la naturaleza, hacer avistaje de aves autóctonas o realizar caminatas. Para disfrutar de todo esto hay que ingresar al camping municipal, en el que se pueden utilizar mesas, parrillas y baños.

Otra de las grandes atracciones de este paraíso de paz son sus tres pequeños parajes rurales: Las Marianas, Villa Moll y J.J. Almeyra. Tienen un estilo tradicional que se mantiene inalterable pese al paso del tiempo y permiten hacer un fantástico viaje en el tiempo.

En los tres existen lugares que vale la pena recorrer con tiempo y conocer a fondo. En este sentido, hay visitas guiadas muy interesantes al Fortín San Lorenzo, al parque biográfico Manuel Dorrego y al museo historico Alfredo Sabaté.

Los amantes de la gastronomía no pueden irse de Navarro sin probar la mejor empanada bonaerense. Justamente en Villa Moll se realiza todos los años la Fiesta de la Empanada, una especialidad del pueblo que se jacta de tener las más ricas de toda la provincia.

Cada local las prepara con su propio estilo para que los visitantes elijan las que prefieran: más jugosas, con o sin aceitunas, estilo salteñas o con carne cortada a cuchillo. En ocasión de la Fiesta, también hay espectáculos de música, baile, feria y otras actividades.

En cuanto al turismo religioso, el principal templo de Navarro es la parroquia San Lorenzo Mártir, que se empezó a construir en 1864, sobre el mismo espacio que ocuparon el primer oratorio y las tres capillas precedentes, originarias de 1798. Es de estilo jónico romano, tiene tres naves y dos torres y en su interior se pueden contemplar piezas de arte sacro, como el Cristo del altar mayor, tallado en madera por las misiones jesuitas y con más de 400 años de antigüedad.

En el atrio se observa la campana del primer oratorio, fundida en Ámsterdam a fines del siglo XVIII y que fue la que llamó a duelo por el fusilamiento del entonces gobernador de Buenos Aires, coronel Manuel Dorrego. También se exhibe la cruz que coronaba la última capilla demolida en el lugar y que señaló la casa de Dios desde 1838 hasta su demolición en 1864.

Cómo llegar a Navarro desde Pilar

Lo mejor es tomar la Ruta Nacional 5. Luego hay que salir en la intersección con ruta 47, que lleva directamente a Navarro. Otra posibilidad es ir por la Autopista Cañuelas, ruta 205 hasta Lobos y ahí empalmar con la ruta 41.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar