Entrevista

"Es increíble que Salamone haya sido ignorado por completo con semejante obra"

Martín Aurand investiga y fotografía el legado del enigmático arquitecto. Dos libros rescatan su obra. La cruz que en Pilar decidieron demoler.

24 de febrero de 2024 - 23:24

En diálogo con Materia Prima (FM Plaza 92.1), el fotógrafo e investigador dialogó sobre su recorrido y el resultado de su búsqueda: el libro “Vistas de la Pampa Salamónica”.

-¿Queda algo por saber de Salamone?

-Siempre quedan cosas por descubrir porque no nos quedó el archivo profesional ni personal. Las obras fueron apareciendo porque en las municipalidades quedaron algunos archivos, es como una búsqueda del tesoro. Tampoco hay entrevistas: hay muy poco material y no la clásica entrevista que a uno le gustaría leer. Eso hace que sea un personaje más enigmático y con la obra que dejó se hace un cóctel impresionante.

Creador de la cuenta de X (ex Twitter) Mondo Salamone, en 2022 Aurand publicó el fotolibro antes mencionado, “que por suerte se agotó bastante rápido y tiene casi 500 páginas”. Además, en 2023 colaboró con fotos en un libro de la editorial de la Provincia (Ediciones Bonaerenses) llamado “Ruta Salamone”, que se puede descargar en PDF sin cargo.

Ruta_Salamone.pdf

Ambos libros incluyen un mapa de sus creaciones, incluyendo a pueblos como Alberti, Rauch, Laprida, Azul o Saldungaray, entre otros. Como dice Aurand, para verlo en persona “uno tiene que salir a la ruta sí o sí y no se puede hacer en un fin de semana... Los viajes hacen que uno se encuentre también con otras cosas en el camino”.

-¿Por dónde recomendarías arrancar?

-Lo más cercano a Pilar sería Alberti, que es muy interesante. Tiene el palacio municipal que uno espera ver, con balcones triangulares muy futuristas, una plaza de vanguardia con un mástil y fuente. Además, ya tiene armada una logística para recibir a los interesados.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/MondoSalamone/status/1759378803237773386&partner=&hide_thread=false

-¿Por qué es tan enigmático o poco abordado, si dejó una obra fantástica?

-Creo que parte de que haya quedado olvidado tiene que ver con que a un sector de la academia le pareció una obra quizás polémica, de una época fascista, la conectó con la década infame, los 30, los gobiernos totalitarios... Invisibilizar una obra tan monumental durante tanto tiempo parece imposible pero se logró, esto más allá de gustos. Recién con el paso del tiempo y el revisionismo histórico todos se pudieron amigar con la idea de que existiera esta obra y saber que Salamone no estaba tan vinculado al gobernador Manuel Fresco o a sus ideas.

Por eso, el fotógrafo asegura que “el paso del tiempo a Salamone lo ayudó. Me parece increíble que haya sido ignorado por completo, con semejante obra que no pasa desapercibida”.

-Además fue muy prolífero, hizo todo en un lapso bastante corto.

-Sí, son cuatro años en total pero la mayoría de su obra la hace en dos. Lo ayuda mucho que en la provincia y en varios pueblos es el primero que llega con el hormigón armado y eso le acelera los tiempos, con un equipo de trabajo organizado.

-¿Cómo es la respuesta de los pueblos en general ante su obra?

-Los pueblos se dieron cuenta de lo valioso que tenían y que eso atrae gente. Les llamaba la atención que llegaran turistas a sacar fotos a esos edificios y vieron que era algo positivo. Aprovechando las redes sociales pudieron difundir un poco más, ofrecer algo. Es muy positivo lo que están haciendo, la mayoría a pulmón.

-¿Es único en el mundo el estilo Salamone?

-En nuestro país seguro es único, él termina desarrollando un lenguaje propio. Si uno busca influencias, las hay pero no son literales, no es idéntico a nada. En ese sentido lo vuelve completamente original. Yo lo descubrí cuando estaba bastante fascinado con la arquitectura soviética de la guerra fría, esos edificios enormes, brutalistas. Vi algo similar pero cerca de casa y construido mucho antes… por eso creo que realmente es algo único.

La cruz de Pilar

Pilar también es parte de la “ruta de Salamone”: en el cementerio de la localidad (Lorenzo López y Zeballos) se conserva un cristo realizado por el mítico arquitecto. Sin embargo, en la entrada también había una enorme cruz, demolida a fines de la década del ’50 por motivos nunca aclarados.

-¿Queda algo para aportar sobre la cruz del cementerio de Pilar?

-La obra se hace en 1938 y era parte de un pequeño paquete que incluía al cementerio y la delegación de Escobar, en ese momento parte de Pilar. Sólo quedó hecha la planta baja en Escobar, por qué se quitó la cruz no lo sé. No fue una refacción muy cuidada, sobrevive el Cristo que es característico y algunos restos casi arqueológicos, como unas ventanas medio circulares como ojo de buey. Quedaron algunos detalles, pero lamentablemente el caso de Pilar es uno de los que menos información tiene porque los planos nunca se hallaron.

PERDIDA. La cruz del cementerio de Pilar, que luego se demolió..
PERDIDA. La cruz del cementerio de Pilar, que luego se demolió..
PERDIDA. La cruz del cementerio de Pilar, que luego se demolió..

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar