Un paso atrás

El Gobierno pidió dar de baja el crédito para electrificar y modernizar al tren San Martín

Solicitó una reasignación al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), organismo con el que se había acordado. Incluía la renovación de vías y señalamiento.

18 de mayo de 2024 - 12:09

Un nuevo revés en la larga historia de avances y retrocesos para la electrificación del tren San Martín: el Gobierno nacional le pidió al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) la reasignación de varios créditos que el país mantiene con el organismo, incluyendo el que estaba destinado a la modernización de la línea.

Así lo informó en las últimas horas el sitio especializado enelSubte, destacando que la decisión de la gestión encabezada por Javier Milei implicará el abandono de los proyectos de renovación de vías y señalamiento, actualmente en trámite de licitación –y "cajoneada" por el propio Gobierno–, así como de la electrificación de la traza entre Retiro y Pilar y varias obras asociadas a ella.

En cuanto a las razones para dar de baja los trabajos, desde el Gobierno se difundió la idea que el crédito para el San Martín corresponde a “programas viejos que nunca se ejecutaron”, algo que el medio antes mencionado desmiente: si bien es cierto que la línea de crédito se empezó a negociar durante el final de la gestión de Florencio Randazzo y fue aprobada durante la conducción de Guillermo Dietrich, lo cierto es que el proyecto se mantuvo activo durante todos estos años más allá de los distintos inconvenientes que lo demoraron.

Excusas

Por su parte, desde el Ministerio de Economía señalaron que el proyecto de modernización del San Martín “no es prioridad”, según reveló el diario La Nación. “Ese dinero será destinado a otras áreas”, agregaron. Asimismo, una fuente oficial aseguró al diario Clarín que el monto del crédito podría ser destinado a gastos corrientes de la “emergencia ferroviaria” o bien a programas sociales del Ministerio de Capital Humano.

La licitación de renovación de vías y señalamiento fue lanzada en 2022 y sus sobres fueron abiertos el año pasado, presentándose la UTE Panedile-Siemens Mobility-Herso-Zonis-Concret Nor, que hasta el momento vienen prorrogando regularmente la vigencia de su propuesta. A su vez, en 2023 se avanzó con la contratación de la supervisión técnica externa del proyecto (un requerimiento del BID) y hasta se había incluido la obra en el proyecto del Presupuesto 2023, que no llegó a ser tratado por el Congreso.

La enumeración de datos demuestra que es falso que el crédito estuviera caído o el proyecto paralizado, más allá de las demoras en algunos pasos, por lo que se trata de un eslabón más en la decisión del Gobierno nacional de no invertir en el sistema ferroviario, acompañado de un desfinanciamiento en el día a día.

En este sentido, el ajuste desde principio de año se calcula en un 75% y las consecuencias no tardaron en verse: en la propia línea San Martín se produjo un choque de trenes el viernes 10 en cercanías de la estación Palermo, una zona en la que hacía una semana se habían robado cables, sin ser repuestos.

De hecho, la paralización se encadena con otras medidas similares encaradas por el Gobierno en las últimas semanas, como la cancelación de un proyecto similar de electrificación y modernización para el ramal Victoria-Talar (línea Mitre), que contaba con financiamiento del Banco Mundial; el viaducto de la línea Belgrano Sur a Constitución, financiado por el BID; o el freno a la renovación de vías del ramal Tigre de la línea Mitre, con dinero también del Banco Mundial.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar