Aquellos chicos de la Escuela 1, en las aulas 50 años después

Los egresados de Primaria en 1972 volvieron al histórico establecimiento. Un acto de reencuentro que estuvo lleno de emociones. GALERÍA DE FOTOS.
viernes, 1 de abril de 2022 · 19:07

En la Escuela Nº1 de Pilar se vivió una jornada a pura emoción y nostalgia: egresados de la camada 1972 celebraron sus 50 años de graduación de la Primaria, en un evento que quedará en el recuerdo de todos los que pudieron estar presentes.

Aquellos chicos de ayer, que salieron de la histórica escuela de Rivadavia e Yrigoyen con 12 años, regresaron pasando los 60 para rendirle un tributo a lo vivido en sus aulas, patio y pasillos.

El gran mentor de la iniciativa fue Julio Patiño, quien logró reunir a más de 20 excompañeros, incluyendo la “presencia” de una egresada que vivió el acto por videollamada desde Canadá.

“Estoy agradecido a todos los compañeros que me siguieron en esta propuesta –expresó Patiño-. Volver al colegio es sumamente movilizador, emocionante, con todos reconociéndose como niños”.

El vecino pensó la iniciativa hace ya tres años, mientras que en 2021 comenzó el trabajo fuerte para ubicar y reunir a la mayor cantidad de compañeros posible. A la cita acudieron 23 egresados de los 36 que formaban parte de los listados (algunos no pudieron por motivos de distancia, trabajo o salud), una buena cantidad a medio siglo de la cursada.

Además, Patiño confirmó que “la Escuela Nº1 nos generó una pertenencia altísima, entrar acá es volver a ser niños. La relación es muy naif, la misma que teníamos 50 años atrás”.

Junto a él, en el acto tomaron la palabra las inspectoras Mirta Galván y Mariel López, la directora María Laura Pazos y otros exalumnos como Analía Sosa y Zulema Fava. Incluso hubo dos docentes de aquella época, Norma Airaldi y Nora Domenech.

“Esta escuela fue mi segundo hogar, como para todos ustedes –señaló Zulema Fava-. Mi segunda mamá fue (la maestra) Teresita Sassella, yo venía de un lugar muy humilde y en esta escuela recibí un amor muy grande. Gracias a cantar en el coro y aprender a tocar la flauta dulce conocí el Teatro Colón y tantos lugares. Me acuerdo de muchos momentos vividos”.

Aplaudidos

Además de las palabras alusivas, siempre interrumpidas por lágrimas, los exalumnos le entregaron a la escuela una plaqueta recordatoria, banderas bonaerenses y hasta útiles escolares para donar a la comunidad educativa.

La salida, como no podía ser de otra manera, llegó cuando sonó el timbre: como si aún estuvieran con sus guardapolvos, los “chicos” formaron dos filas (los cursos A y B) y guiados por sus maestras de antaño fueron saliendo del establecimiento. Afuera los esperaban los alumnos actuales, quienes estaban por ingresar a cursar.

Los chicos ovacionaron a los agasajados con un merecido aplauso a medida que pisaban la calle, como cierre ideal para una jornada que reivindicó a la escuela como un lugar irremplazable.

 

Tomando lista

En el acto estuvieron presentes Adriana Agustín, Daniel Aranzasti, Armando Arrieta, Humberto Asturiano, Adriana Benítez, Ricardo Bruschi, Mónica Coiro, Marisa Damiani, Rosa de Andrade, Verónica Debussy, Zulema Fava, Lidia Gentilín, Ana Hernández, Emilio La Greca, Gabriela Lombardo, Adrián Mena, Graciela Paniagua, Julio Patiño, Lucrecia Saulle, Analía Sosa, Víctor Villarreal y Stella Violante.

Además, forman parte de la camada Graciela Bustamante, Silvia Sánchez, Mónica Rabino, Stella Morales, Patricia Verón, Armando Arrieta, Juan Marcos Silva, Rubén Cisneros, Azucena Ferrarazo, Roberto Guzmán, Gustavo Laplaca, Haydee Ávila y Virginia Panzere.

Comentarios