Panamericana Km. 40

Tras denunciar trato homofóbico en una cervecería, en el lugar dicen que fue un "chiste interno"

Ocurrió en Pope. Clientes pidieron una limonada y les escribieron "p...". Los damnificados pidieron explicaciones. Pero en el local esgrimen que se trató de un error y pidieron disculpas: "Se viven haciendo esas bromas", afirmaron.
martes, 15 de noviembre de 2022 · 12:06

El pasado sábado, Jennifer Acosta llegó junto a cinco amigos -dos chicas y tres chicos- desde Malvinas Argentinas para celebrar su cumpleaños en una de las cervecerías más convocantes del momento, ubicada en la localidad de Del Viso. Sin embargo, lejos de pasar un momento agradable tal como se lo habían propuesto, recibieron un ticket con un insulto homofóbico que les empañó el ánimo de celebrar y de permanecer en el lugar. 

Por su parte, desde Pope afirmaron que se trató de "una broma interna" que llegó a los clientes por error, por lo que ofrecieron sus disculpas a las personas que fueron ofendidas.

Todo comenzó poco después de las 23:30 en la cervecería Pope (Panamericana Km. 40.5) cuando uno de los jóvenes del grupo ordenó en la "Barra 2", según lo revela la constancia interna, varias cervezas, pizzas, papas, limonada y gaseosas. 

La organización del lugar establece que, una vez realizado el pedido, los clientes aguarden en la mesa con un beeper que les avisa cuando está listo para que pueda ser retirado en las barras asignadas para tal fin. Precisamente, fue durante ese período de espera en el que el grupo de amigos detectó que al lado de la descripción de la limonada sin jengibre y menta, quien los atendió  anotó el insulto "puto" entre paréntesis. 

"Me dio mucha bronca cuando nos dimos cuenta pero mis amigos no me dejaron hacer nada en ese momento porque no querían que se arme un escándalo y que se arruine mi cumpleaños", afirmó Jennifer en diálogo con El Diario. "Comimos y nos fuimos enseguida", agregó. 

En comunicación con El Diario, responsables de Pope aseguraron que "fue una broma entre compañeros. El chico de la caja quiso hacerle una broma a su compañero de la barra, pero se equivocó y le dio el ticket a la clienta". Y agregaron que los trabajadores del lugar y del rubro en general "se viven haciendo esas bromas, siempre pasa entre gastronómicos".

En cuanto al grupo de clientes, si bien el papel tuvo que ser entregado para canjear la comida y la bebida, alcanzaron a tomarle varias fotografías.

Frente a esa situación, la joven intentó contactarse con los responsables de la cervecería a través de mensajes privados de Instagram "pero no me respondieron". No obstante, en Pope adjuntaron capturas que muestran una respuesta hecha este lunes, luego de que el hecho tomara estado público. En el texto, reiteran la versión de "un chiste entre compañeros de barra" al tiempo que piden disculpas: "No fue un mensaje dirigido hacia vos ni a ningún cliente". 

"Yo quiero que pidan disculpas públicas y que esta persona no esté atendiendo al público si tiene un problema con gente que tiene una orientación sexual distinta a la de él", precisó Jennifer que de forma paralela asentó una denuncia en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. 

En tanto, Pope emitió un comunicado en el que indica que en el lugar "no aprobamos ni alentamos los insultos ni mucho menos la discriminación por la orientación sexual".

Comentarios