El Padre Sayu se recibió de doctor en Teología: "A Dios rogando y con el mazo dando"

El sacerdote indio conocido en Pilar por sus misas de sanación obtuvo el título en la Universidad Católica Argentina. Su tesis abordó una investigación sobre ecología y cuidado de la naturaleza.
lunes, 14 de noviembre de 2022 · 14:42

Tras regresar a la Argentina en el mes de marzo, el Padre Sayo obtuvo el pasado viernes su título por el doctorado en Teología que completó en la Universidad Católica Argentina (UCA) de Buenos Aries, cuya tesis defendió el año pasado.

El sacerdote indio que durante siete años estuvo asignado al Instituto Verbo Divino, es conocido por los pilarenses por sus misas carismáticas de sanación. Precisamente, el segundo martes de diciembre oficiará una nueva celebración religiosa de estas características en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Del Viso, con unción de los enfermos desde las 17. 

En diálogo con El Diario, el religioso agradeció a "a muchas personas que me ayudaron con sus aportes para lograr este paso importante" y a la hora de revelar la clave para lograr este gran paso, afirmó con una sonrisa: "a Dios rogando y con el mazo dando fue el motor secreto".

-Cuéntenos algo sobre tu proceso de formación intelectual
-No presumo que soy un gran intelectual. Estudié en un colegio parroquial. Sacaba un promedio más o menos de “Ocho”. En mis estudios de grado en la Universidad Mahatma Gandhi, Kerala, saqué el mejor promedio de unas de las sedes de la facultad.  Para la licenciatura obtuve “sobresaliente”, unas de las máximas calificaciones. 

¿Cómo fue el proceso de la investigación?
-Fue el Presbítero Dr. Carlos Galli, el decano de la facultad, que me invitó a hacer el doctorado y el Presbítero. Dr. Lucio Florio, un gran científico y teólogo conocido internacionalmente, fue el director de mi tesis.

¿Cuál fue el área de su investigación?
-La ecología integral. Es decir, el cuidado de la naturaleza. En término eclesial, es la Creación de Dios. Cuidarla es un acto de fe y conlleva una obligación moral. Es una manera de amar a Dios y al prójimo. 

¿Entonces el contenido es para los creyentes?
-Es un tema muy actual y sobre todo, universal., porque nos afecta a todos. Así pues, es más allá del ámbito de la Iglesia. Todos, creyentes y no creyentes podemos hacer algo para conservar la Tierra. Sobre todo, de las futuras generaciones. Los niños de hoy serán los hombres del mañana.

¿La Iglesia está con este tema?
-Sí, desde la primera cumbre de Estocolmo de 1972. Justo estamos celebrando la COP 27 (la cumbre del clima) en Sharam el Sheikh (Egipto). El Papa Francisco ha escrito una encíclica que se llama Laudato Si´ dirigida a los líderes mundiales que iban para la cumbre del clima de Paris 2015.  Así que es más allá de la Iglesia Católica.  Es un tema vital para todos. El punto de partida de mi tesis es este documento eclesial universal.

¿Va más allá de lo académico o áulico? 
-Sí, por supuesto. Tiene mucho que ver nuestra vida cotidiana. Reciclar, reutilizar, reducir, etc., son algunas cosas prácticas que podemos hacer. Es cuidarnos y cuidar a todos los seres vivos. Los últimos capítulos de mi tesis apuntan sobre la Educación en clave de la Ecología, ética medio ambiental, filosofía ecológica y, aporte para la formación de líderes y la espiritualidad ecológica.

-Es decir que apunta a la educación y la formación de los  líderes
-Sí, porque la educación es fundamental para lograr cualquier meta, progreso, y crecimiento integral.  Es la herramienta más útil y accesible. Lo digo desde la realidad que hay centenares de miles de personas de la India, altamente profesionales, profesionales, semi profesionales y de oficios que están trabajando en muchos países, gracias a la buena educación y la formación idónea. Es lo que anhelo para mis queridos argentinos y para todos los ciudadanos del mundo. Si cuidamos la Tierra, hay futuro asegurado. En este sentido, mi tesis doctoral es una herramienta para gente de todos los estamentos. Espero formar más y más personas y líderes para cuidar la Naturaleza,  "nuestra casa común"...

 

Comentarios