Paredes de piedra, peceras gigantes y un bosque: la mágica casa que vende Pepe Cibrián

El actor y director puso a la venta su propiedad de medio millón de dólares, ubicada en un country de Pilar. Tiene detalles únicos que hacen del espacio un paraíso a la medida de su dueño.
miércoles, 14 de abril de 2021 · 12:27

"Un mundo dentro del mundo", con estas palabras define el actor y director Pepe Cibrián al paraíso a medida en el que fue transformando su casa, ubicada en el barrio privado Los Fresnos, en el Km. 47 de la Panamericana, la misma que decidió poner a la venta por medio millón de dólares.

Inclasificable dentro de los estándares de la arquitectura, la propiedad bien podría definirse con un calificativo: mágica. Una casa a medida de su dueño, donde el arte se respira por todos los rincones.

Paredes de piedra, chimeneas, enormes peceras que dividen ambientes, cuadros, lámparas, esculturas y recuerdos del mundo hacen del lugar un sitio inolvidable para todo aquel que lo haya visitado alguna vez. 

La ficha técnica revela que se trata de una propiedad de 420 metros cuadrados cubiertos, construida sobre un terreno de 2200 m2. Cuenta con ocho ambientes, cinco dormitorios, cinco baños, jacuzzi, piscina y casa de huéspedes.

No obstante, los datos duros se quedan cortos a la hora de describir el lugar y en especial el jardín, que bien podría estar extraído de un cuento.

El espacio cuenta con un lago artificial con peces de colores, tortugas acuáticas, cascadas y un puente que apenas puede divisarse en la exuberancia de un paisaje propio de la selva mesopotámica donde conviven palmeras de 30 metros y más de mil especies arbóreas que fueron plantadas por Pepe, a lo largo de las dos décadas que lleva habitando en el lugar. 

"Siento que hay etapas de la vida, llevo viviendo acá 20 años, tengo 73 y siento que necesito estar más liviano de equipaje", explica el actor en un video en el que regala detalles de su paraíso personal. Por ejemplo, que cuenta con una master suite de 120 metros donde además de la cama inmensa "para mis cuatro perros", hay espacio para un living, un escritorio y un baño. Como curiosidad, la habitación también cuenta con enormes peceras con especies exóticas. 

Graffitis en las puertas y cuadros en el techo, terminan de configurar un escenario algo barroco en el que, paradójicamente, nada sobra. No hay rincón librado al azar.

"El living tiene la magia del lugar donde se reúne la gente, tiene años, historias, recuerdos, es muy cómodo y amplio", describe el actor que como buen amante de los perros, sumó una curiosidad extra al espacio exterior: un canil refrigerado. 

La casa es comercializada por Remax y está a la venta por 490 mil dólares. Pese a sus intenciones de desprenderse de la propiedad, el amor de Pepe por Pilar sigue intacto: "es como un pueblo con un encanto muy personal, me siento pilarense por eso cuando me mude voy a vivir en Pilar", anticipó. 

 

5
4
15%
Satisfacción
15%
Esperanza
0%
Bronca
7%
Tristeza
7%
Incertidumbre
53%
Indiferencia

Comentarios