La odisea de un pilarense varado en la India

Ricardo Malvino viajó al país asiático por trabajo a principios de marzo. Desde el 21, cuando el primer ministro decretó la cuarentena, está viviendo en un hotel abandonado. “El único problema que estamos experimentando es la comida, que escasea”, contó.
viernes, 10 de abril de 2020 · 13:47

El 1° de marzo, el pilarense Ricardo Malvino viajó a la India por trabajo, sin imaginar que apenas 20 días después estaría viviendo en cuarentena en un hotel abandonado, sin contacto con nadie más que el cuidador del lugar que no habla español ni inglés.

Fue el 21 de marzo que Narendra Modi, primer ministro de la India, decretó el “lockdown” (cuarentena) total pero solo por 24 horas. Por esta razón, Ricardo Malvino decidió quedarse en Goa, ciudad costera al oeste del país asiático. Allí, se instaló en un hotel frente a la playa para pasar el día de aislamiento con la idea de viajar luego a otra ciudad.

Pero en pocas horas, todo cambió, y Modi definió que la cuarentena total se extendiera hasta el 15 de abril. Las calles hindúes, siempre coloridas y llenas de gente, se vaciaron por completo, los turistas que todavía quedaban decidieron irse y restaurantes, hoteles y supermercados, cerraron totalmente sus puertas.

Ya pasaron 20 días, y Ricardo continúa aislado en el hotel. Para lo único que sale, es para buscar comida, que ya escasea. El menú no es muy variado: arroz y algunos alimentos más que se pueden conseguir, como papas o cebolla, se repiten en loop, mientras extraña la molleja, el mate y el dulce de leche casi tanto como a su mamá, con quien habla todos los días para intercambiar novedades.  

Así lo contó en una entrevista radial con el programa Perros de la Calle (Metro 95.1), en donde explicó que “ver la ciudad como está hoy, realmente asombra. Los que visitamos India sabemos lo que son sus calles, llenas y atascadas de tránsito, gente y vendedores por donde sea y ahora no se ve absolutamente a nadie”.

Como única compañía tiene al vigilador del hotel en el que está viviendo y a algún otro animal que se acerca. Con el cuidador, trata de entenderse como puede, casi siempre por señas, y alguna que otra palabra que logran intercambiar en inglés.

A pesar de las dificultades que conlleva el vivir encerrado y sin compañía, Ricardo sabe que la realidad que viven muchos otros argentinos varados en India es muchísimo peor.

En este sentido, el pilarense explicó que “hay mucha gente que la está pasando mal. En Goa, donde estoy yo, todavía cuidan a los turistas. Pero sobre todo en ciudades grandes como Delhi o Bombay hay casos de hostilidad donde la policía entra a los hoteles y pregunta inquietantemente por los turistas, muchos fueron expulsados de los hoteles, y les pegan con unos palos que son como unas ramas. No es mi caso, pero es algo que está sucediendo”.

Por el momento, el principal problema que está experimentando es el de la comida. “Realmente escasea, nos dedicamos todo el día a encontrar un lugar que nos venda. No hay nada y si salís hay dos opciones, o los locales te hostigan o te encontrás con que todo está cerrado y no conseguís. Cosas básicas como huevos o bananas, no hay en ningún lado”, relató.

De esta manera, pasa los días el vecino de Pilar, esperando que llegue el 15 de abril para retomar su trabajo y volver a Argentina para, cuando el aislamiento lo permita, estrecharse en un cálido abrazo con su mamá Virginia que lo espera, ansiosa, en su casa de Pilar.

3
1
0%
Satisfacción
66%
Esperanza
0%
Bronca
33%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios