Bad Blood

Por Redacción Pilar a Diario 18 de junio de 2019 - 00:00

Las historias de mafiosos son imperecederas y si tienen el plus de “inspirada en hechos reales”, resultan doblemente atractivas. Esta serie de Netflix refleja la historia de la familia Rizzuto y sus sucesores, los líderes del crimen organizado en Montreal. La segunda temporada, ya disponible, se centra en la figura de Declan Gardiner (Kim Coates) y los avatares ante los cambios de las reglas de juego del negocio que hasta ahora controlaba. Buena estética, escenas de violencia siempre bien resueltas (algunos guiños al cine de Tarantino) y una estructura clásica hacen que te veas tentado al maratón. 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar