La Defensoría del Pueblo también se suma a las campañas de reciclado

El ombudsman envió un proyecto al Concejo. Pide que se coloquen contenedores en la vía pública e instituciones. Y la posterior venta de envases plásticos. Una nueva alternativa al problema de la basura.
viernes, 3 de mayo de 2013 · 00:00

El tratamiento de la basura domiciliaria es uno de los principales asuntos de los que tendrán que ocuparse los municipios –Pilar no será la excepción- ante el cercano cierre del CEAMSE.

En los últimos días, la Defensoría del Pueblo envió un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante, con el objetivo de lograr que el Municipio realice convenios con distintas entidades para colocar bolsones o contenedores en las mismas con miras a la recolección de botellas tipo PET 1 (un material plástico contaminante), las que luego de reciclar podrían comercializarse.

Desde la institución expresaron que “en la presente década, el PET ha pasado a ser la principal resina plástica que conforma los envases no retornables de bebidas gaseosas, aceites comestibles y otros productos”, agregando sobre el reciclaje de plásticos que “no solo se trata de un negocio interesante en términos financieros, que posibilita el aprovechamiento de materiales desechados en nuevos ciclos productivos para preservar recursos naturales, sino que su impacto positivo a escala social, ambiental y económico lo convierten en la industria del momento”.

No obstante, señalaron que el PET “es uno de los mayores contaminantes, sobre todo visuales, que genera el consumidor contemporáneo con una creciente participación del 40% en los desechos plásticos, lo que a su vez representa el 45% del total de la basura”.

En la institución afirmaron que, gracias al proceso de recolección de botellas a nivel municipal, “se alargará la vida útil de los rellenos sanitarios en las ciudades, se bajarán los costos municipales de transporte de los desechos y se logrará una reducción de las emisiones de carbono de alrededor de 30 mil toneladas de C02 al año, es decir, un 80% con respecto a la producción convencional de resina PET virgen”.

 

Ventajas

El proyecto incita a la colocación de contenedores o recipientes apropiados en la vía pública, y en todas las instituciones educativas, centros comunitarios, supermercados y edificios públicos municipales de la ciudad, destinados a la recolección diferenciada y exclusiva de envases plásticos PET tipo 1.

Asimismo, solicita al Departamento Ejecutivo Municipal “a suscribir convenios con organizaciones públicas o privadas para el cumplimiento de la presente, repartiendo parte de lo que se recaude por la venta a las distintas entidades que acepten el reciclado”.

A su vez, se le pide al Municipio evaluar “la forma más conveniente y efectiva de realizar la recolección diferenciada de los residuos de envases plásticos dispuestos en los contenedores o recipientes autorizados, para su posterior procesamiento y reciclado”.

 

El dato 

Ante el problema de la basura, en los últimos tiempos varias zonas de Pilar pusieron manos a la obra con el reciclado y la separación por materiales, como en el barrio Los Robles del Monarca, en La Lonja; y más recientemente en la localidad de Presidente Derqui, a través de la dirección de Higiene Urbana.

 

Limpieza y negocios 

El titular de la Defensoría, Orlando Bargaglio, explicó a El Diario que las botellas recolectadas “se podrían vender a una asociación civil, como ARPET, que está compuesta por varias empresas que las vuelven a utilizar después de un tratamiento”. El Ombudsman afirmó que dicha entidad “está pagando por botella cristal $2,50 por kilo, y por celestes y verdes $1,70 por kilo”.

Como ejemplo, recordó que “en la capilla de Villa Morra hace dos años que se viene haciendo el reciclado, y con el dinero que se recauda se compran libros de catequesis e insumos para el mantenimiento del edificio”. Y agregó: “Es interesante, ya que también evitaría que estas botellas sigan contaminando y tapando todos los afluentes”.

 

Comentarios