Alumnos quieren que El Bosque recupere el sentido del nombre

En ese barrio funciona la Secundaria Nº13. Pero los propios chicos notaron que hay muy pocos árboles. Por eso, iniciaron un proyecto de reforestación que ya da sus primeros frutos.
 
domingo, 28 de abril de 2013 · 00:00

La Escuela Secundaria Nº13 del barrio El Bosque de Pilar propuso desde el aula un proyecto para reforestar la zona donde los mismos alumnos se percataron de la falta de árboles. De esta forma, buscan devolverle el sentido al nombre de un lugar que a fuerza de crecimiento fue perdiendo buena parte de sus ejemplares.

Los barrios se distinguen los unos de los otros por sus nombres y características, a veces marcadas por la naturaleza y otras por la mano del hombre.

Años atrás, algunos alumnos de la Secundaria Nº13 del barrio El Bosque se preguntaron el por qué de la elección del nombre del espacio donde estudiaban, si justamente notaban que había cierta ausencia de árboles.

Virgina Pitaluga es docente de Ciencias Naturales en la escuela y una de las impulsoras del proyecto que también incluye a la Primaria Nº42.

Si bien el nombre del lugar se da también por factores históricos y la presencia hace ya muchos años de un vivero, los chicos decidieron volver a darle sentido como tal.

 

Manos a la obra

El proyecto comenzó en 2011 con un relevamiento llevado a cabo por docentes y alumnos para registrar la cantidad de árboles y las especies presentes en las manzanas del barrio. “Para su asombro notaron que, en lo que tiene que ver con los árboles, había muy pocos y la mayoría en mal estado. Los que estaban sanos no eran autóctonos”, detalló la docente.

Fue así como fueron sembrados unos 55 ejemplares de especies propias de tal ecosistema, entre las que se destacan el jacarandá, el ceibo, la oreja de negro y el timbó.

Una vez que el proyecto atravesó las distintas etapas, finalmente quedó un total de 20 que son los que formarán parte de la etapa de forestación del barrio, comenzando por las inmediaciones de la escuela. “Muchos vecinos han manifestado estar de acuerdo y tener su planta para plantarla en la manzana de su casa”.

 

Huellas

Los chicos que este año egresen del 6º año de la escuela serán los mismos que años atrás plantaron esas semillas con el propósito de repoblar con plantas al barrio. “La idea es que se vayan dejando su huella y habiendo plantado un ejemplar de planta autóctona en la manzana de la escuela”, manifestó Pitaluga sobre una de las cuadras que menos plantas posee.

Asimismo, señaló que no tienen fronteras y que el proyecto continuará hasta donde se requiera. Es que la idea es generar una especie de corredor de plantas autóctonas. El sueño, algún día lograr unirlo con la Reserva Natural de Pilar.

Comentarios