Hay dudas y certezas sobre la nueva ley de personal doméstico

La Cámara de Diputados sancionó el Régimen de Contrato de Trabajo. Pero en la sede local de la obra social, todavía tienen muchos interrogantes. Más de la mitad permanece en negro.
 
sábado, 16 de marzo de 2013 · 00:00

A mediados de esta semana, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad y convirtió en ley el proyecto que crea el Régimen de Contrato de Trabajo para el personal de casas particulares, por el cual se reconoce, entre otras cosas, la regulación de horas extras, licencias e indemnizaciones para las trabajadoras de este sector.

Con la presencia del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y tras más dos horas de discursos, el plenario de la Cámara baja aprobó con 206 votos afirmativos, el proyecto que en marzo del 2010 había enviado el Poder Ejecutivo al Parlamento.

No obstante, en Pilar las cosas aún no están del todo claras: en la sede de la Obra Social del Personal Auxiliar de Casas Particulares (OSPACP), indicaron a El Diario que “lo que debería estar claro, realmente no lo está”.

Allí, Jorge Delucci opinó que “no hay detalles de la ley, tenemos el continente pero no el contenido”. Para el hombre “faltan cosas puntuales: por ejemplo, las embarazadas van a tener licencia, ¿pero cuánto? No se sabe. Van a trabajar menos horas, ¿cuántas? No sabemos. También va a haber ART, ¿quién va a pagarla, el empleador o el empleado? No sabemos nada de eso… Falta la letra chica, que recién veremos cuando salga el boletín oficial”.

Por otra parte, en la obra social que agrupa al personal doméstico afirmaron que “es muy difícil de cuantificar a todos los que cumplen estas funciones en casas de Pilar, por el trabajo no registrado”.

Sobre este aspecto, indicaron que “manejamos a nivel general que más de la mitad aún no está blanqueado. Seguro, más de un 50% está en negro”.

 

Avances

La nueva legislación reemplaza al marco normativo actual dictado en 1956  mediante un decreto-ley de la dictadura que por aquel entonces encabezaba Pedro Eugenio Aramburu. Para lograr la aprobación del proyecto la Cámara baja resignó el texto que había votado en abril de 2011 y dio lugar a las modificaciones realizadas por el Senado en noviembre pasado.

El proyecto aprobado hoy establece una jornada de trabajo que no puede pasar las 8 horas diarias o 48 semanales; y precisa que si el empleador se excede deberá pagar horas extras.

El reposo nocturno de los trabajadores de casas particulares debe ser, como mínimo, de nueve horas consecutivas, mientras que se impone otro descanso de tres horas al mediodía, que incluye el horario del almuerzo.

El descanso semanal será de, al menos, 35 horas, en tanto el sábado el final de la jornada será a las 13, mientras que el domingo no será laborable.

Sobre las vacaciones estipula que, a partir de los 6 meses de antigüedad, las mismas serán de 14 días corridos; de 21 días después de los 5 años, de 28 después de los 10 años y de 35 después de los 20 años de trabajo.

Para el personal sin retiro y durante el período de vacaciones, las prestaciones de habitación y manutención a cargo del empleador deben ser pagadas en, por lo menos, un 30 por ciento del salario diario percibido por la empleada.

Además, se prohíbe el trabajo doméstico a menores de 16 años y se incluye la obligación por parte del empleador de contratar a favor del personal un seguro por riesgos de trabajo.

 

 

El dato

 En cuanto al trámite para registrar a un empleado doméstico, en la obra social explicaron que es necesario pasar por la oficina –Belgrano 895- o por la AFIP, retirar el formulario y hacer un depósito bancario. Luego, el empleado debe registrarse en la delegación de OSPACP.

 

 

Cuestión de género

 “Estamos votando el régimen de las relaciones de las trabajadoras de este sector, dicho sin eufemismos, porque la realidad indica que el 95 o 96 por ciento son mujeres, por lo que también es una cuestión de género lo que estamos haciendo”, enfatizó durante la sesión el presidente de la comisión de Legislación del Trabajo, Héctor Recalde (Frente para la Victoria).

 

 

Comentarios