Con aumentos de hasta el 25%, se espera un verano récord en Pilar

Estiman que las restricciones para poder salir del país impactarán positivamente en la demanda de casas en barrios cerrados. Se prevé que los precios aumentarán entre el 20 y el 25 por ciento.
 
miércoles, 26 de septiembre de 2012 · 00:00

Apenas transcurrieron las primeras horas de la primavera y las predicciones sobre el mercado de alquileres para la temporada estival empiezan a asomar. En las últimas décadas Pilar ha logrado consolidarse como un destino turístico y en este sentido, se prevé un verano récord para el distrito.

Las restricciones impuestas para la compra de dólares que dificultan en muchos casos los viajes al exterior se espera que repercutan de forma positiva en el mercado local de alquileres para el verano 2013.

Así lo anticipan desde la Cámara de Martilleros de Pilar, desde donde no dudan en afirmar que “el flujo de gente va a ser mucho mayor”.

En diálogo con el programa radial Materia Prima (FM Plaza 92.1), Nicolás Valdés, presidente de la entidad, advirtió que “indudablemente” a la demanda local se va a incrementar con “la gente que no puede justificar su forma de salir del país”.

“Ya  los fines de semana es una locura Pilar”, señaló el martillero y llamó a comerciantes y pilarenses en general a “adecuar nuestra infraestructura a lo que va a venir, cada uno de los pilarenses tenemos que ser buenos anfitriones”.

 

Precoz

Aunque aún restan tres meses para el inicio del período estival, Valdez aseguró que “ya hay consultas” aunque reconoció que las operaciones se estima que comiencen a cerrarse recién en el mes de noviembre, dado que en general debido a las restricciones sobre el dólar las mismas tienden a pesificarse. En consecuencia, debido a la fluctuación del precio del dólar, los precios “van modificándose día a día”.

En términos generales, para Valdez los aumentos en lo que a alquileres por temporada se refiere en Pilar treparán entre un 20 y un 25% respecto al año pasado.

En números reales, el martillero anticipó que el alquiler de una casa para cinco personas en un barrio cerrado de la zona rondará los 3.000 dólares.

“La demanda va a ser bastante fuerte pero habrá que prepararse para no abusarse con los precios porque en esto no hay control es pura y exclusivamente oferta y demanda”, indicó el hombre que lleva 25 años en el rubro.

“El alquiler –continuó - no hay forma de controlarlo, es bastante dual cómo se maneja la oferta, hay un parámetro”. Así, remarcó que “nuestra actividad no escapa a lo que es la oferta y la demanda

Y en este sentido, aseguró que a diferencia de otros rubros, “el mercado inmobiliario siempre escapó a todo control”. “Hay necesidades y eso es lo que marca el rumbo del mercado”, manifestó y agregó que “de acuerdo a como avance la temporada se van a ir acomodando los precios”.

 

Seguridad

Las clásicas casaquintas ubicadas en barrios abiertos que hasta bien entrada la década del 90 eran un furor entre quienes elegían pasar el calor en Pilar, hoy son prácticamente piezas de museo para el mercado inmobiliario.

La seguridad se convirtió en el requisito excluyente para quienes buscan veranear en el distrito.

“Es determinante, lo que seduce de un lugar es la seguridad”, indicó Valdez, para añadir que “no repuntan para nada los lugares abiertos, hace un tiempo a esta parte el marco de seguridad no ayuda a que esto funcione”.

“La mayor demanda está en los barrios cerrados y en los countries”, afirmó, mientras describió como “muy incipiente” el mercado de alquileres de casas ubicadas en barrios abiertos.

Tajante, calificó “prácticamente un suicidio” la decisión de afincarse temporalmente en una casa quinta ubicada fuera de un barrio cerrado.

 

 

Números
3.000 dólares es el precio promedio de un alquiler mensual en verano de una casa para cinco personas en un barrio cerrado

 

• 20-25% aumentarán los precios de los alquileres en el verano 2013.

 

Comentarios