Temor por presunto uso de poderoso veneno en vías del San Martín

Afirmaron que en San Miguel se fumiga con glifosato, peligroso agrotóxico. La práctica tiene varios antecedentes. Lo relacionan con la aparición de casos de cáncer entre vecinos y usuarios.
viernes, 16 de noviembre de 2012 · 00:00

por Alejandro Lafourcade

a.lafourcade@pilaradiario.com

 

Una denuncia realizada ayer por usuarios de la línea del FFCC San Martín reaviva temores sobre la aplicación de un poderoso veneno para fumigar los pastizales de las vías: se trata del glifosato, agrotóxico cuyo uso ha sido prohibido en zonas urbanas.

“En la ex línea San Martín están fumigando con glifosato en San Miguel. Está prohibido su uso en ciudades”, recordó ayer el periodista Dante López Foresi, a partir de la noticia que llegaba desde el distrito vecino. En este sentido, el glifosato era (¿es?) utilizado tanto como herbicida como para exterminar ratas.

La situación tiene antecedentes en sitios cercanos como Vicente López, Mercedes o Luján –en el ramal que une a ambas ciudades-, municipios en los cuales los vecinos lucharon para erradicar la práctica.

 

Lucha

Patricia Roccatagliata es ingeniera agrónoma y vecina de Vicente López, donde encabezó una cruzada para que se elimine el uso de agrotóxicos en ese distrito de la zona norte. En diálogo con El Diario, la mujer recordó que “todo comenzó en 2007 cuando iba a trabajar y vi a dos individuos con un uniforme muy llamativo: escafandra, botas de seguridad y trajes especiales. Les pregunté qué estaban tirando, porque la vegetación se quemaba, y uno de ellos me contestó ‘veneno, señora’”.

El hecho derivó en una denuncia en la Defensoría del Pueblo de Vicente López, la Municipalidad y el Concejo Deliberante. Además, mientras los vecinos de Vicente López averiguaron sobre el uso de agrotóxicos en las vías, desde la empresa TBA se envió un comunicado que reconocía que “en el control de malezas que realiza Trenes de Buenos Aires S.A. en zonas de vías, el producto que se utiliza es el glifosato (marca Monsanto), que se aplica diluido y controla malezas”. La firma agregaba que el producto “no está considerado como agente carcinogénico ni mutagénico y se utiliza en prácticamente todos los cultivos”.

La lucha se plasmó en la ordenanza de prohibición de uso de agrotóxicos en las vías de Vicente López (la Nº 28.239, sancionada en 2009). Con el tiempo, otros municipios siguieron la misma línea, como Morón, Ituzaingó, Cañuelas y Pehuajó; y la Defensoría del Pueblo de la Nación recomendó a las empresas ferroviarias que se abstengan de usar estos químicos en las vías.

“Fue un trabajo de hormiga que tuvo sus resultados”, reconoce Patricia, aconsejando que “en los textos se mencione a los ‘agrotóxicos’, porque el glifosato es uno de ellos, para evitar que tiren otra cosa igual de nociva”.

 

Dañino

Con respecto a los efectos que el glifosato puede provocar, Roccatagliata afirma que “a las plantas las mata automáticamente. Y en algunas partes -incluso he sacado fotos- aparecieron perros, pájaros y sapos muertos, es decir que exterminó toda forma de vida y rompió con el equilibrio de los pocos espacios verdes que quedan en la ciudad”.

Además, asegura que en las personas “produce un desequilibrio en todo el organismo, alteraciones que pueden causar cáncer o leucemia”, recordando que “apareció el caso de un chico con leucemia: casualmente o no, la ventana de su habitación daba a las vías, y fumigaban allí cada veinte días. De hecho, en el interior del país hay casos de cáncer y malformaciones por el paso de los aviones fumigadores”.

En la actualidad, restará saber si la práctica ha sido retomada o, peor aún, si nunca se dejó de llevar a cabo, y el glifosato sigue cubriendo algunos predios ferroviarios como los del FFCC San Martín.

 

Enfoque

El fantasma del PCB

Por A.L. 

Una década atrás, Pilar y el país entero se conmovieron con el hallazgo de Mabel Bastías, vecina del barrio Villa del Carmen (Del Viso), quien investigó hasta descubrir que los transformadores de Edenor contenían bifenilo policlorado (PCB), refrigerante altamente cancerígeno. La cantidad de casos de cáncer en vecinos que vivían cerca de los aparatos –incluido su hijo Nahuel- terminó en la prohibición de su uso a nivel nacional. Una vez más, sospechas sobre el uso de sustancias nocivas vuelve a causar temor en la población.

 

El dato 

Según informes de Greenpeace, el glifosato “es un ingrediente activo en muchos herbicidas comercializados en todo el mundo. Los herbicidas a base de glifosato son ampliamente utilizados para el control de malezas, ya que no son selectivos y eliminan toda la vegetación”. En cuanto al impacto en la salud humana, se mencionan varios efectos crónicos como defectos de nacimiento, cáncer y problemas neurológicos.

 

Comentarios