El 40% de los alumnos de zonas marginadas fue víctima de robos

La problemática afecta sobre todo a los establecimientos más alejados. Les quitan celulares, zapatillas y las netbooks. Generalmente son atacados por jóvenes, en cercanía de las escuelas.
miércoles, 14 de noviembre de 2012 · 00:00

por Alejandro Benedetti

Ya sea por los teléfonos celulares, las zapatillas, las mochilas o un poco de dinero, los alumnos de escuelas del distrito de Pilar son víctimas frecuentes de delito. Y si ponemos la lupa en los barrios de todas las localidades pilarenses podremos ver que, en determinadas zonas conflictivas, entre el 30 y el 40% de los chicos reveló que sufrió algún tipo de delito.

Lo peor generalmente sucede en las más humildes, donde los padres denuncian casos de violencia, que en muchos casos también tienen como blanco a los propios docentes. Según estadísticas de la Jefatura de Policía de la Provincia de Buenos Aires, que coinciden con los promedios de algunas comisarías del Partido, en los últimos cinco años ese porcentaje se mantiene intacto.

La presidenta del Foro de Seguridad de Derqui y directora de la Escuela Media Nº 2, Julia Benítez, señaló: “La situación es delicada. No tengo porcentajes, pero sé bien que en 2011 hicimos sólo 5 denuncias por robo de netbooks a nuestros alumnos, mientras que en lo que va de 2012 ya son 14 los casos”.

Ese centro educativo es inmediato a la zona comercial de la calle Alfaro del barrio Monterrey. Cuenta con rondas policiales programadas. No se trata de una escuela marginada. Sin embargo se estima que un 10% de sus alumnos alguna vez sufrió un robo.

 

Miedo a represalias

No es de extrañar que padres de chicos que dialogaron con El Diario, de la Escuela Secundaria Nº 42 de barrio El Bosque de Pilar, o la Primaria Nº 32, y la Secundaria Nº 19 de Derqui aseguren que “lo del 30 al 40% es real, pero inclusive debe ser más alto, porque muchos pibes no hablan por miedo a represalias”.

Para el caso de las Nº 32 y 19, comparten un edificio ubicado al fondo del barrio Rivera Villate. Es un centro de estudios que en los últimos meses atravesó hechos vandálicos y que bien puede corresponder, junto a la Nº 42 de Pilar, a lo que se define como “escuelas marginadas”.

Los colegios más complicados son aquellos ubicados en lugares lejanos “del centro” o “de la ciudad”. Muchos docentes están angustiados, sufren porque aman su trabajo, pero saben que corren riesgos. No se trata de estigmatizar estas zonas, pero es muy real que allí no hay políticas de seguridad efectivas, y tampoco sociales integrales.

En las entrevistas, sólo el 10% de los maestros admitió robos, pero el porcentaje creció en relación a otros años. Las ventanillas o puertas de sus autos son forzadas por ladrones que les llevan el estéreo y otros elementos de menor valor.

Algunos adolescentes del ciclo Secundario, especialmente los que vuelven caminando a su casa, son abordados en los alrededores de la escuela por dos o más ladrones, generalmente poco mayores que ellos, que los amenazan de muerte y los despojan de su celular, mochila, zapatillas y hasta de alguna campera o abrigo si es invierno.

 

Vulnerabilidad extrema

Desde Suteba, gremio docente de la Provincia de Buenos Aires, la exsecretaria de Derechos Humanos, Patricia Díaz, explicó en su momento que la inseguridad “es la misma para todos los actores de la sociedad, y los docentes o alumnos no están exentos de padecer hechos de este tipo, el único remedio es mayor presencia del Estado donde más se lo necesita”.

En tanto, Julia Benítez sumó “Las políticas públicas que conmovieron el país, iniciadas con los militares de 1976 y profundizadas en los 90, generaron familias excluidas, de extrema vulnerabilidad. Nunca vamos a exigir que se reprima con violencia, porque los chicos que se vuelcan al delito son las primeras víctimas. La mayoría de los docentes trabajamos para revertir esta situación en la propia escuela, con el diálogo, la comprensión, y una guía que los ayude”.

 

Términos  

Marginal: “Se aplica a la persona o grupo de personas que vive o actúa fuera de las normas sociales y legales establecidas.” (Diccionario Real Academia Española).

Marginada: “Dejar a una persona o grupo de personas en una situación de casi aislamiento o falta de integración completa en la sociedad. (Diccionario Real Academia Española).

Comentarios