Miles de jóvenes peregrinaron a pie a la Basílica de Luján

Llegaron desde distintos puntos del país para llevar la imagen desde Liniers hasta la vecina ciudad. “Madre, enséñanos a trabajar por la justicia”, fue el lema de este año.
 
domingo, 7 de octubre de 2012 · 00:00

Miles de jóvenes de distintos puntos del país iniciaron ayer la 38ª Peregrinación Juvenil a Pie a Luján, que este año se realiza bajo el lema “Madre, enséñanos a trabajar por la justicia”.

La imagen cabecera de la Virgen de Luján partió desde el  Santuario de San Cayetano hacia la Basílica de Luján, acompañada por delegaciones parroquiales de Neuquén, Chaco, Misiones, Capital Federal y de distintas ciudades bonaerenses, que iniciaron la marcha en la intersección de la avenida Rivadavia y General Paz, en el barrio porteño de Liniers.

El obispo auxiliar de Buenos Aires, Eduardo García, despidió a los peregrinos a quienes llamó a «reflexionar y ver al hermano necesitado en el camino de la vida» y al aludir al lema de la peregrinación, sostuvo que «la justicia es un bien de todos».

García rescató «la renovación de la esperanza que cada año se vive en la peregrinación y el hecho de caminar juntos, nos hace sentir familia».

 

Misa

La imagen cabecera de la virgen de Luján se estima que  llegará a la Basílica a las 7 de hoy, cuando el arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina, Jorge Bergoglio, encabezará la misa central de la peregrinación.

Por segundo año consecutivo, la imagen original de la Virgen de Luján será sacada a la puerta de la Basílica, para que pueda estar al alcance de los fieles que participen de la misa.

También, se ofrecerá el Sacramento del Bautismo a todos los peregrinos que elijan recibirlo en el camino a Luján, en un puesto ubicado en el cruce de las rutas 7 y 6.

Juan Bautista Xatruch, párroco de San Cayetano de Belgrano y  responsable de la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular, destacó que «muchos peregrinos partieron desde temprano hacia Luján», cuando el camino era afectado por fuertes lluvias.

Por eso, recomendó «no alejarse de la ruta, especialmente a partir de la localidad de La Reja, para poder ser asistidos ante cualquier inconveniente de salud o necesidad».

Más de 5.000 voluntarios colaboran en los más de 50 puestos de apoyo que van a estar montados a lo largo de la ruta 7 a Luján, para asistir a los peregrinos.

Sergio Muñiz, oriundo de la localidad bonaerense de  Saladillo, dijo que «era la primera vez» que participaba de la peregrinación y señaló que el motivo, «es una promesa que hice por la recuperación de un familiar».

Sin embargo, Sandra de la ciudad de Neuquén, dijo que «es la cuarta peregrinación en la que participo» y comentó que «con los grupos parroquiales juntamos plata para poder venir hasta Buenos Aires y caminar hacia Luján, para agradecerle a la virgen».

«El año pasado tardamos casi 16 horas en llegar caminando a Luján y el tramo a partir de La Reja es lo que más cuesta porque te parece interminable, pero es un alegría inmensa cuando te acercás cantando a la Basílica y sentís mucha paz», comentó.

 

Comentarios