Concejales aseguran que buscarán una solución al caos de tránsito

Quedó en estudio el proyecto presentado por el oficialista Saric. El bloque Z prepara variantes a la propuesta. Los opositores analizan otras alternativas. Todos coinciden en que "algo hay que hacer".
sábado, 8 de mayo de 2010 · 00:00

Estacionamiento pago. El proyecto de Saric propone que la hora cueste dos pesos.

 

Los ediles preparan variantes a la insistente propuesta del concejal oficialista Miguel Saric para ordenar el tránsito del centro. La idea del ex vecinalista es reacomodar el caos vehicular a través del estacionamiento medido con venta de tarjetas en los comercios, cepos y acarreo de la grúa para los infractores.

Ante esta presentación que ya fue “cajoneada” hace poco más de dos años, hay opiniones encontradas dentro del mismo Legislativo, incluso en el propio bloque zuccarista.

Entre los vistos buenos cosechados por el proyecto del polémico Saric, está el del presidente del Honorable Concejo Deliberante (HCD), Marcelo Castillo que aseguró: “estoy de acuerdo con Saric, hay que encontrar una solución rápida al problema del tránsito”.

En tanto, desde el mismo espacio, la titular del bloque del Frente para la Victoria, Liliana Alfaya, señaló: “algo hay que hacer”, pero no se mostró en concordancia con el proyecto de su par. “Tenemos que discutirlo en el bloque, no sé si eso o algo distinto, pero algo tenemos que hacer y en forma urgente”, deslizó.

Por su parte, desde la oposición Gustavo Trindade señaló que no había tenido acceso al proyecto, pero reconoció que es una problemática a la que hay que encontrarle una salida.

Mientras que la edil del bloque sindical, Silvana Aguilar, aseguró que no está de acuerdo con la propuesta y explicó que prepara un proyecto en el que la apuesta más fuerte es prohibir el estacionamiento en todo el microcentro pilarense para agilizar la circulación del tránsito.

 

La propuesta

El proyecto presentado por el concejal Miguel Saric, es el mismo que propuso en febrero de 2008 y que fue convertido en un llamado a licitación a empresas que propusieran distintas variables para mejorar el centro pilarense en materia de tránsito.

Si bien el llamado se anunció, nunca se llevó a cabo y a poco más de dos años el caos es el mismo o más intenso.

Por eso Saric decidió insistir con la medida que además de controlar el estacionamiento a través de tarjetas vendidas en los comercios, prevé severas sanciones para los infractores.

Los castigos para quienes no respeten las normas que intenta imponer Saric, serían el acarreo de la grúa o la colocación del cepo.

Este último, sería aplicado en aquellos casos en los que el automóvil se encuentra estacionado en un lugar prohibido en el que el accionar de la grúa pudiera afectar al vehículo.

A su vez, el expediente solicita la presencia de tres agentes de tránsito, que se trasladen en motocicletas y estén intercomunicados a través de handys para controlar que se respete la medida.

Comentarios