Primeros rechazos a la reducción del cupo en comedores escolares

José Urquijo, titular local de la FEB, criticó la medida de recortar un 25% de los cupos. "Los docentes no deben ser los que decidan quiénes pueden almorzar en la escuela", expresó.

25 de marzo de 2010 - 00:00

El recorte de un 25% de los cupos de comedores escolares para una gran cantidad de establecimientos del distrito parece cosa juzgada. Sin embargo, con la noticia llegaron las primeras repercusiones por parte de los directivos y los referentes gremiales.

En conversación con Materia Prima (FM Plaza 92.1), José Uruijo –director de la Escuela 26 y secretario local de la Federación de Educadores Bonaerenses- expresó que “esta baja es muy difícil de aplicar en algunas zonas, en las que realmente los directores no tienen ningún parámetro como para decidir quién come y quién no, no somos los que tenemos que determinarlo”.

Además, el docente explicó: “Para esto debería haber un grupo de asistentes sociales que verifiquen las necesidades de los alumnos, no deben hacerlo los directores. Los colegas deberán decidir una cuestión muy difícil, porque ya había un cupo asignado. No quiero estar en los zapatos de los que deberán hacerlo”.

Urquijo insistió en que “lo nuestro es lo pedagógico, no el tema del comedor, pero hay que salir como los bomberos a apagar situaciones. El docente debe sentarse con sus alumnos y mandar una lista a los directivos, pero piensa ‘quién soy yo para decir quién come’, sin un informe social”.

Por otra parte, advirtió que con la FEB “lo seguiremos peleando, pero depende de la ayuda que nos den las bases, elevando sus protestas hacia arriba. Hay zonas de Pilar en las que se debería haber aumentado cupos, en lugar de recortarlos. Hay escuelas en las que crece la matrícula todos los días”.

 

El informe completo, en El Diario del viernes.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar