Vecinos buscan una solución para el barrio Los Milagros

Son 34 viviendas construidas por Nación. A poco de ser habitadas mostraron graves falencias. El problema más urgente es la contaminación del agua y el mal estado de los accesos.  

14 de marzo de 2010 - 00:00

Los vecinos buscan mejoras para un barrio que sufre graves carencias.

 

 

Luego de que hace poco más de un mes el intendente Humberto Zúccaro visitara el barrio El Milagro de Presidente Derqui, y conociera sus problemas, hace días se formó una comisión vecinal para organizarse en relación al Municipio y a los diversos problemas de infraestructura. En tanto, la concejal Noemí Barrio visitó nuevamente ese complejo habitacional para seguir de cerca el principal problema: el agua potable contaminada.

Al respecto aseguró haber conseguido una empresa que lo solucionaría por mucho menos de lo estimado por Zúccaro. Es que el intendente aseguró que el Municipio se haría cargo de nuevos pozos y tanques comunitarios, y que la erogación sería de 150 mil pesos. El dinero saldría de las arcas municipales, ya que los adjudicados nunca recibieron escrituras, y sólo firmaron un documento de Nación donde aceptan hacerse cargo de cualquier problema de infraestructura edilicia. Pero carecen de ese monto y recurrieron a la Comuna.

Los Milagros fue habitado a mediados de 2009 por familias con falencias en el estado de las viviendas, calles y alumbrado público. Fue levantado por el Gobierno de la Nación y las casas entregadas fueron 34, siendo la mayoría a familias con hijos discapacitados, o madres solas. Luego de la visita de los concejales opositores, de hace casi dos meses, la Municipalidad mejoró las calles que lo circundan, pero el problema sigue vigente ya que sólo en algunas colocaron tosca, y en otras tierra negra que luego fue alisada. A resultas, cuando llueve ningún remís puede ingresar obligando a que chicos enfermos caminen bajo el agua hasta la calle HG Martin, la única asfaltada.

No obstante, la mayor gravedad se registra en el agua: los pozos negros son muy chicos, se llenan cada 15 días y algunos vecinos deben desagotarlos porque no pueden pagar el precio de los tanques atmosféricos. Pero lo peor es que un análisis de Bromatología determinó que está contaminada por su gran cercanía al pozo negro. Esto ya provocó entre grandes y chicos problemas gastrointestinales.

La solución llegaría desde la Comuna porque ya contrató a una empresa que comenzó pruebas de testeo para encontrar agua suficiente para los cuatro tanques comunitarios –uno por manzana- que se instalarían. Según los profesionales, los trabajos de extracción y almacenamiento comenzarían a fines de este mes. Tal vez lo único que ensombrezca el proyecto sean los dichos de la edil opositora Barrio (Tres Banderas Peronistas) al asegurar a este medio: “Hay una firma en Derqui con mucha experiencia y que por el mismo trabajo sólo cobra 50 mil pesos”. Su planteo salió al cruce del Ejecutivo que señaló un valor del 200 por ciento más.

 

Comisión vecinal

El sábado último se llevó a cabo la primera reunión de vecinos del barrio El Milagro. La idea es construir un canal formal de diálogo tanto con la delegación municipal de Presidente Derqui como con diversas áreas del Municipio. “Ahora sólo es una comisión, pero a futuro será una sociedad de fomento porque hay muchas cosas por hacer y necesitamos la personería jurídica”, fundamentó Graciela, una de las vecinas más activas en la búsqueda de mejoras. Efectivamente, sobre 34 personas adjudicadas sólo faltaron 9 a la reunión mantenida en la esquina de bahía San Blas y HG Martin. Al cabo de analizar por más de dos horas los diversos problemas se eligió provisoriamente una comisión directiva donde, entre otros cargos, se nombró a Gustavo Moreira como presidente, y a César Zuleta como vicepresidente. Los puntos más urgentes en cuestión fueron la ausencia de micros colectivos a partir de las 21 del domingo; construir en un predio adyacente una plaza con juegos para los chicos; solicitar mayor iluminación sobre la calle HG Martin en ambas direcciones habida cuenta que un simple almacén está a unas 15 cuadras y deben caminarlas; pedir el entoscado para todas las cuadras del barrio.

 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar