CRISIS

Ferrum confirma que paraliza al menos por un mes su planta de Pilar

La empresa de sanitarios cerró este lunes su fábrica de Villa Rosa. Por caída de las ventas, no producirá durante todo el mes. Ya había despedido personal.

1 de julio de 2024 - 17:10

La caía de la economía, que se viene acelerando en las últimas semanas volvió a mostrar sus consecuencias sobre la industria de Pilar. Desde este lunes, la fábrica de sanitarios Ferrum paralizó su planta de Villa Rosa y la mantendrá así, al menos, durante todo julio.

La nota firmada por Jorge Del Pup, Responsable Suplente de Relaciones con el Mercado de la firma, informa que la “compañía ha decidido realizar una parada parcial de su producción mensual de artefactos sanitarios teniendo en consideración el nivel acumulado de inventario de producto terminado”.

Detalla, asimismo que “la producción en su planta industrial ubicada en Villa Rosa, partido de Pilar, se detendrá desde el 1º hasta el 31 de julio inclusive”. Y aclara que “durante este periodo, su planta industrial ubicada en Avellaneda continuará operando normalmente”.

“Se hace saber asimismo que las existencias de artefactos sanitarios a la fecha se estiman suficientes para atender las expectativas habituales de demanda sin afectar el giro comercial de la Compañía”, indica la comunicación a la CNV.

image.png
VACÍA. Ferrum no dio a conocer cuándo reanudará la producción en Villa Rosa.

VACÍA. Ferrum no dio a conocer cuándo reanudará la producción en Villa Rosa.

Despidos

Nada dice la nota de Ferrum a la CNV acerca de la situación de los trabajadores que estarán suspendidos durante todo julio.

“Ya se había hablado de esto en la segunda quincena de mayo, es algo que se venía diciendo”, expresó en su momento a El Diario un trabajador de Ferrum que prefirió no identificarse por temor a represalias. “Se intentó suspender trabajadores, pero no les gustaba la idea de dejarlos en la casa pagándoles igual”, añadió, por lo que se realizaron numerosos despidos, cuyo número no fue dado a conocer.

Asimismo, el trabajador había asegurado que durante ese lapso en Ferrum funcionará una guardia para evitar apagar los hornos, o bien por si llega a ingresar algún pedido significativo.

Sobre el mecanismo de cesantías, la fuente detalló que los primeros despidos correspondieron a empleados con algún tipo de sumario. Luego continuó cortando el servicio la compañía de limpieza, que estaba tercerizada. En este último caso, “algunos empleados efectivizados pasaron a ser de limpieza. Además, a algunas oficinas y baños las limpian los propios jefes o supervisores”.

En cuanto al volumen de despidos, en algunos sectores de Ferrum quedan trabajando la mitad de los encargados o menos, “con la promesa de volver a llamarlos si la producción se recompone”.

Entre los despedidos hay gente que había entrado a la empresa hacía poco tiempo junto a gente con antigüedad de, por ejemplo, 20 años.

“Se despidió a trabajadores de todo tipo”, expresó la fuente, afirmando que “nunca viví algo así, salvo un momento parecido en el gobierno de (Mauricio) Macri”.

Sin fondo

La seguidilla de despidos y suspensiones comenzó con la multinacional Whirlpool, que a principios de mayo aplicó un drástico freno a la producción en la fábrica de lavarropas que había inaugurado hace poco más de un año en Pilar.

En este caso, la compañía decidió cerrar uno de sus turnos de producción y despedir a 60 de los 400 trabajadores locales, un 15% de su plantilla total.

Pocos días más tarde, FV -el mayor fabricante de grifería del país- anunció la suspensión por tres meses de 800 trabajadores de su planta de Villa Rosa, en la que emplea a 1.400 personas.

A fines de mayo, la fábrica de adhesivos Akapol tomó la decisión de suspender a todos sus empleados por 60 días. La medida afecta a 150 trabajadores que a diario concurren a la planta ubicada en la localidad de Zelaya.

El laboratorio medicinal Sidus, ubicado en el Parque Industrial de Pilar, suspendió a la totalidad de sus 170 trabajadores, como forma de achicar los costos frente a una caída de las ventas que ronda el 45%.

Esta sema es la última del plan de freno, pero aún no se dio a conocer qué pasará desde la próxima.

Caída Según datos de la empresa Ferum en su balance cerrado el 31 de marzo pasado, sus ventas ascendieron a $78.800 millones en lo últimos 9 meses, lo que representa una disminución del 18,3 % interanual, comparado con los $96.452 millones del mismo período del ejercicio anterior.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar