Crisis económica

Una textil del Parque despidió a 75 trabajadores

Es Yersiplast Iteva, que se quedó con sólo 50 empleados. Hasta el momento, los cesanteados sólo recibieron $8 mil. Podrían tomar medidas de fuerza.

Una textil del Parque despidió a 75 trabajadores

GALPÓN VACÍO. Yersiplast profundizó la crisis.

La crisis en el ámbito laboral termina un 2018 difícil de la peor manera: Yersiplast Iteva, textil que funciona en el Parque Industrial Pilar, anunció el despido de 75 trabajadores, el 60% de su planta total.

De acuerdo a lo que pudo averiguar El Diario, en la empresa se estaba trabajando de lunes a jueves, con una marcada baja en la producción. De hecho, todo el proceso se había trasladado a Pilar luego del cierre –el año pasado- de una planta de Yersiplast en la provincia de Catamarca.

Ahora, la mala noticia llegó este viernes: “Los delegados tuvieron una reunión con los dueños (la firma es de la familia Passarotti), y una vez que terminaron nos anunciaron que la fábrica tenía que cerrar o echar gente. Así, de 125 trabajadores se quedaron sólo 50. A los otros 75 nos echaron…”, expresó a este medio Pablo, uno de los despedidos.

Si bien todavía no llegaron los telegramas, sí han sido depositados $8 mil en las cuentas de los afectados, con la promesa de que el próximo miércoles se acreditarán el aguinaldo y las vacaciones.

 

En baja

Yersiplast  Iteva se presenta como “una empresa familiar que hace 40 años se destaca en el mercado textil, produciendo una amplia gama de artículos en tejido de punto. Originalmente se dedicó a la comercialización, para operar luego como tejeduría y tintorería industrial, especializada en tejido de punto”.

Además, en 2013, y luego de una importante inversión, había logrado ampliar un 25% de su capacidad productiva.

En la actualidad, el sector textil es uno de los más afectados por la crisis económica: las ventas –locales y exportaciones- bajan y también disminuye la utilización de la capacitad instalada (apenas se usa el 60%). En ese marco, los despidos han sido moneda corriente, ya que desde diciembre de 2015 se calcula que se han perdido nada menos que 80 puestos formales, según advirtió la Fundación ProTejer.

A fines de noviembre, el Gobierno había anunciado una baja en la carga impositiva para el sector, pero la sangría no se ha detenido.

 

Incertidumbre

Desde Pilar, Pablo (padre de dos hijos) comenta que “yo tengo 5 años de antigüedad, pero han despedido también a gente con 10 o 15 años. Nos dijeron que si la situación mejora podrían volver a llamarnos, pero, por la baja en la producción, sinceramente no creo que la planta funcione mucho tiempo más con 50 empleados…”.

A su vez, recordó que “desde hace varios meses ya no contrataban personal de limpieza o de seguridad. Directamente, a algunos operarios les cambiaban las tareas y los mandaban a vigilar o limpiar”.

De la misma manera, “los aportes jubilatorios no son bien realizados desde hace dos años, y también pedíamos que nos dieran mudas de ropa”.

Ante el panorama que se ha presentado, los trabajadores analizan qué medidas tomar. “Desde el gremio no dijeron nada –expresó Pablo-, por eso vamos a ver nosotros qué hacemos. Una posibilidad es tomar la planta, porque ni siquiera nos mandaron un telegrama, todo fue de palabra”.

23
25

Valorar esta noticia

2% Satisfacción
2% Esperanza
80% Bronca
15% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres