Sigue la incertidumbre por la situación de 3 Arroyos

Los trabajadores cobrarán un pago de apenas 7 mil pesos y en dos cuotas. Desde la firma dicen que esperan inversores. Pero reina el escepticismo.

Sigue la incertidumbre por la situación de 3 Arroyos

Continúa la incertidumbre para los trabajadores de la cerealera 3 Arroyos, luego de una audiencia que, de tan extensa, comenzó el miércoles y debió posponer su final para la jornada de hoy: mientras desde la empresa no hablan de cierre (a pesar de la paralización de actividades), el Estado pagará una suma paliativa en los próximos días.

Las novedades fueron confirmadas a El Diario por Mario Miroglio, secretario bonaerense de Seguridad e Higiene del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA). Tras la audiencia en el Ministerio de la Producción y Trabajo que se completó este jueves, señaló que “lo único que se logró es apurar el Repro, que se cobraría el 29 de este mes y el 10 de diciembre. Son 7 mil pesos divididos en dos pagos de $3.500. Además, se habló de la posibilidad de darle a la gente mercadería para vender”.

En este sentido, el Programa de Recuperación Productiva (Repro) consta de pagos que el Estado realiza a los trabajadores a través de la Ansés. Sin embargo, la cifra está muy lejos de lo que cobra un trabajador de 3 Arroyos, teniendo en cuenta además que en Pilar –con unos 180 empleados en el Parque Industrial- los salarios tienen un mes de atraso.

 

Panorama

Sobre el futuro de la empresa, el hombre de STIA comentó que “hay que tomarlo con pinzas, pero en 3 Arroyos dicen que posiblemente unos inversores tengan intenciones de comprarla, aunque el concurso todavía no salió”.

Por esto, opinó que “el Repro no es la salvación, estamos de vuelta empantanados y no hay un futuro a la vista. El dueño no se presentó, la gente está muy enojada y es entendible: no está cobrando y no sabe si va a continuar”.

En este contexto, los directivos de 3 Arroyos especulan con los supuestos inversores que comprarían la firma para hacer cargo, algo que es tomado con escepticismo por los trabajadores.

“Una vez que salga el concurso –recordó Miroglio-, tras la firma del juez, se liberarían los fondos que no se pueden usar por estar embargados. Es mucha plata, tienen embargadas todas las cuentas. Con lo que se libera no podrían poner la fábrica en marcha”.

La siguiente audiencia será el 6 de diciembre, nuevamente en CABA. Por lo pronto, la próxima semana se harán asambleas para definir los pasos a seguir. Mientras tanto, las acciones en Pilar continuarán, no dejando entrar o salir a nadie a la planta para evitar destrucción o vaciamiento. “Es para cuidar la fuente de trabajo –expresó el gremialista-, porque todavía se sigue creyendo que podría aparecer un inversor y la actividad continúe”.

2
2

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
16% Esperanza
0% Bronca
83% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres