La CEPIP busca cuantificar pérdidas y que no se repitan los bloqueos

Luego de la protesta que paralizó al Parque Industrial de Pilar su gerencia quiere impedir que vuelva a ocurrir. Y solicitó a las empresas que entreguen un listado con los perjuicios ocasionados.
viernes, 14 de junio de 2013 · 00:00

Desde la Cámara Empresaria del Parque Industrial de Pilar (CEPIP) solicitaron a las empresas un listado con el detalle de las pérdidas que les ocasionó el bloqueo de los accesos el miércoles último.

Al mismo tiempo, criticaron duramente al titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 4 de Pilar, Federico Mercader, por no ordenar el desalojo compulsivo del piquete.

Los empresarios se reunirán con el fiscal general de San Isidro Julio Novo, a quien le solicitarán que se eviten protestas similares o que, de existir, se puedan resolver rápidamente.

Un día después de los bloqueos generados en el Parque Industrial de Pilar (PIP) por parte de trabajadores despedidos de la autopartistas Kromberg & Schubert, que reclamaban su reincorporación y mejoras laborales, la CEPIP quiere cuantificar las pérdidas.

En un comunicado enviado a las empresas del complejo fabril, en el que cuentan cómo se intentó por las vías legales terminar con el corte, sin que las autoridades pudieran hacerlo, la CEPIP remarcó: “les solicitamos nos hagan llegar unas breves líneas con las pérdidas estimadas económicas y no económicas que han tenido en sus empresas en la jornada de ayer”.

En el mismo escrito, explicó: “en virtud de que no se ha contado con una respuesta satisfactoria por parte del fiscal, y el mismo, según la opinión de nuestro vicepresidente (Norberto Peiró) ha incurrido en prácticas que no son afines a un Fiscal de Estado, se requerirá una urgente audiencia con el Fiscal General de San Isidro, Julio Novo, a fin de exponer los hechos acaecidos, demostrar nuestro descontento y solicitar que se arbitren las medidas conducentes necesarias para que no ocurran casos similares o en su defecto se los resuelva con mayor celeridad”.

 

Desalojo

Una de las críticas enfatizadas por CEPIP, fue la promesa de Mercader de solicitar al Juez de Garantían Nicolás Ceballos, una “orden de desalojo” pasadas las 14, la cual el agente judicial les habría señalado “que nunca la recibió en papel”.

Pero los reclamos por lo que entienden como una no actuación del fiscal de turno, señalan: “tomamos contacto directo (…) y se hizo presente luego de 5 horas de haber comenzado los cortes”.

Mientras que remarcan el accionar del fiscal señalando que solo intentó “negociar con los trabajadores” y generó una “reunión informal” en la sede del Ministerio de Trabajo pilarense, por la que los manifestantes “le habían prometido que levantarían el corte”, pero incumplieron.

Al mismo tiempo, en el informe, la Cámara Empresaria describe paso a paso las gestiones realizadas e incluso destaca la solución encontrada en la titular del Ministerio de Trabajo local, Marina Patiño.

 

13

fueron las horas durante las que el Parque Industrial de Pilar estuvo cerrado y según los empresarios causando pérdidas millonarias.

 

Reclamo

Caos de tránsito por el bloqueo de 13 horas

Cerca de las 5 de la madrugada del miércoles los trabajadores la autopartista Kromberg & Shubert, que el día anterior estuvieron manifestándose frente al Ministerio de Trabajo de Pilar, sin obtener respuestas, decidieron bloquear los accesos al Parque Industrial.

El reclamo fue por la reincorporación de los 42 operarios despedidos, mejoras laborales y el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo.

Unos 100 trabajadores se encargaron de cerrar el ingreso principal en el kilómetro 61 de la vieja ruta 8, otros 80, en su mayoría mujeres, hicieron lo propio sobre la calle El Petrel. Mientras otro grupo se acercó a acceso que el complejo fabril tiene por Fátima.

Una larga fila de camiones con materia prima que tenía como destino el PIP, comenzó a formarse sobre la colectora, la autovía Pilar-Pergamino e incluso afectando a la Panamericana y el acceso a Manzanares.

Durante 13 horas los trabajadores mantuvieron cerrado el complejo fabril, pero además prometieron que una vez resuelto el conflicto, que habría entrado en conciliación obligatoria, irían por la renuncia de la titular de la sede local del Ministerio de Trabajo, Marina Patiño, a quien acusaron de “defender a las empresas y no a los trabajadores.

Comentarios