PERSONAJE

Con luz propia

Nicolás Giménez, músico de 28 años, reparte su tiempo entre el arte y su trabajo como preceptor de un colegio.

Por Redacción Pilar a Diario 8 de abril de 2017 - 00:00
Nicolás Giménez (28) nació, se crió y vive actualmente en Pilar. Es preceptor en un colegio de la zona pero nunca dejó de relacionarse con la música. Así nacieron Dame Luz y Grupo Beleza, dos espacios desde los cuales intenta transmitir su amor por el arte a la comunidad pilarense.
Se define como una persona muy activa y comprometida, aunque reconoce que esos atributos fueron inculcados por su mamá, que siempre lo acompañó y le enseñó a ser positivo sin importar las circunstancias.
Además de con su mamá, Nico creció con su abuela y sus dos hermanas. Esas cuatro mujeres, fundamentales en su vida, le enseñaron que el respeto tiene que ser la guía en cualquier actividad que se desempeñe y que nunca hay que bajar los brazos.

-¿Cómo nació Dame Luz y cuál es la actualidad de la banda?
- Originalmente éramos 11. En un momento se me ocurrió llamar a 10 personas, que no se conocieran entre ellas para formar este grupo. Yo fui el lazo que los unió para empezar a crear música con un estilo bien centroamericano. A los chicos que fui eligiendo ya los conocía de lugares que frecuentaba acá en Pilar. Y todos ellos solían tocar o cantar así que decidí lanzarme con Dame Luz. Les propuse esta idea a cada uno por separado y así nacimos. Lo que en su momento surgió para divertirnos y tocar entre nosotros, se volvió cada vez más importante y con mayores compromisos y así algunos decidieron dar un paso al costado. La banda igual sigue trabajando y para mitad de año esperamos poder mostrar nuestros nuevos sonidos. Además estamos trabajando en una especie de fusión con Chule Von Wernich que es bastante conocida, sobre todo en redes sociales (NdR tiene más de 80 mil seguidores en Instagram), así que estamos muy contentos con esto, le damos a Chule el toque de Dame Luz, muy latino y con fuerza.

-Si tuvieras que elegir una palabra para definir a Dame Luz, ¿cuál sería?
- Creo que sería energía. Ese fue nuestro rasgo distintivo desde que nacimos y era lo que transmitíamos al tocar. Sentíamos que la gente, además de apreciar los sonidos que creábamos, percibía una vibra distinta cuando sonaban los tambores o las voces de las chicas se unían. Así que esa palabra fue siempre clave para nosotros.

-Entonces, de cara al futuro, ¿cómo ves a la banda?
- La idea es que hacia mitad de año podamos rearmarnos con músicos que estén interesados en dejar todo y dedicarse sólo a esto. Sé que es difícil e implica un sacrificio muy grande porque hay muchas cosas que poner en balanza, muchas cosas que están en juego, pero también es cierto que es lo que queremos, lo que soñamos.
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar