Una vida sobre el escenario

Un largo aplauso para Irma Brochiero

Pionera del teatro de Pilar, tenía más de medio siglo de trayectoria en los escenarios locales. Realizó más de 500 funciones. Falleció este domingo a los 80 años de edad.
martes, 30 de junio de 2020 · 00:00

Por Alejandro Lafourcade
a.lafourcade@pilaradiario.com

En Pilar, su nombre es sinónimo de teatro: desde que debutó sobre un escenario, hace más de 60 años, intervino en medio centenar de obras y más de 500 funciones, según calculaba.
Este domingo, a los 80 años de edad, falleció Irma Brochiero, un emblema del teatro de Pilar por su estatus de pionera y actriz, especialmente de comedia. Desde hace varios años, la mujer era parte del elenco de UT8.
Sus comienzos se sitúan en los años ’50, con el grupo “La Sátira”, dirigido por Fernando Ferrandiz, con Amílcar Álvarez, Homero Vitale y varios más. “No teníamos donde ensayar, por eso en mi casa se ensayaba muchísimo, mis padres no tenían problemas, era única hija y sabían que me encantaba el teatro. Yo tenía 18 años”, recordaba años atrás en una entrevista con El Diario.
Al terminar los estudios, Irma comenzó a trabajar en la fábrica SIT, por donde pasaron muchísimos pilarenses, pero la vocación pudo más y cambió su empleo por la locución, junto a Roaldo Barbesini.
El debut actoral llegó con “El torrente”, en 1956, una comedia para la que estaba “muy nerviosa, hacía de pareja de Barbesini. Pero la comedia es el género que más me gusta. Soy histriónica, de gesticular mucho, eso capaz que me ha ayudado a interpretar…”.
En aquella época, a falta de un teatro, había que encontrar lugares en los que poder desarrollar la actividad, y uno de ellos era el Club Sportivo, en el escenario de la cancha de básquet.
Brochiero rememoraba que “era teatro muy popular, entonces la gente iba mucho. Por ejemplo, en el Sportivo había folklore, guitarristas, recién después llegaba la obra y terminaba con baile. Era una fiesta”.
A fines de los ‘60 se formó el Teatro Municipal, con Titi Villar como director (luego Comedia del Pilar), que se inauguró con “Un guapo del 900”. Ella fue una de las protagonistas, como no podía ser de otra manera. La obra se estrenó en la Sociedad Española de Socorros Mutuos, que estaba ubicada en Pedro Lagrave y Belgrano.

Regresos
Irma Brochiero estaba casa con Beto Ponce de León, ex intendente de Pilar, con quien tuvo dos hijos. Precisamente, al dedicarse a su familia hizo un impasse de casi 20 años, hasta que en la segunda mitad de los ’80 se creó la compañía Los Fundadores, junto a –entre otros- Beto Orsini, Homero Vitale y Tito Ramos, quien era su director.
Cuando se disolvió el grupo, por unos años Irma se volvió a llamar a silencio, hasta que Manuel Vázquez la convocó para UT8, allá por 2005. La actriz recordaba con cariño la obra “Sábado para tres”, “que fue muy graciosa y tuvimos que darla un montón de tiempo, porque el público la quería seguir viendo”, ya en el escenario de Il Piccolo Teatro.
Con más de 60 años sobre las tablas, confesaba que aún seguía poniéndose nerviosa antes de una función: “El miedo más recurrente es a olvidarme la letra”. Sin embargo, luego de cada una de sus más de 500 funciones, lo único que Irma Brocihero escuchó fueron aplausos sostenidos.

Galería de fotos

Comentarios