PANDO CARABASSA

El castillo de la torre hexagonal, emblema de la aristocracia local

Su construcción data de finales del siglo 19. Allí se fundó el primer club de polo de Pilar y se cree que su arboleda fue traída al país por Sarmiento.
domingo, 3 de mayo de 2020 · 00:04

Fascinante, por su historia y por sus mitos, el castillo Pando Carabassa es una de las perlas arquitectónicas del distrito, tanto por su estilo como por el entorno que lo rodea. Actualmente es la sede de la Asociación Argentina de Polo y puede visitarse de forma gratuita en los eventos que organiza la institución.
Su historia se remonta a 1860, cuando las tierras donde hasta entonces funcionaba un establecimiento agropecuario de 4.000 hectáreas lindantes al Río Luján llamado “El Recreo”,  fueron adquiridas por José de Carabassa y su mujer, Felisa Ocampo. Originalmente, fue utilizado como coto de caza y más tarde, como cabaña de toros, tambo y lugar de cría de ovejas. 
Ya hacia finales del siglo XIX, a propósito de la boda de su hija Adela con Miguel Pando, el matrimonio mandó a construir el chalet de estilo victoriano, lindero al viejo casco de la estancia. Para ello, se encargaron materiales de Bélgica y Alemania. Con los años fue rebautizado como “castillo” dada su magnífica torre que culmina en un altillo hexagonal, utilizada por el dueño de la casa como mirador para divisar las maravillosas vistas del Río Luján.
La propiedad está rodeada de una centenaria arboleda donde se destacan palmeras, alcanfores, araucarias y varios eucaliptos de más de 150 años de antigüedad. Se cree que son de los primeros ejemplares traídos al país por Domingo Faustino Sarmiento, quien tenía su palco en el teatro Colón vecino al de la señora de Carabassa.
En la década del 30, en plena “belle epoque”, los hijos mayores de la familia, Miguel y José Pando, formaron el primer club de polo de la zona, llamado Amaberá, convirtiéndose en precursores de este deporte en Pilar. En 1969, el chalet fue adquirido por la Asociación Argentina de Polo, que modificó algunos de sus ambientes conservando la fachada original. En el predio funcionan hoy 8 canchas de polo.
Como todo castillo, el Pando Carabassa no está exento de los mitos que se tejen a su alrededor. Desde hace años circula la versión de que un fantasma habita entre sus paredes, provocando extraños fenómenos de los que son testigos los trabajadores del lugar.
Dónde queda: En Las Truchas y Freixas. A la altura del Km 56,5 de la autopista. 

*Publicado por visitapilar.com.ar
 

Comentarios

7/5/2020 | 16:34
#2
Hola Marcelo. Sí, se puede visitar los días de partido. La temporada comienza en agosto-septiembre. Y no hay problemas para hacer fotos. Gracias
6/5/2020 | 14:31
#1
buenas tardes a quien corresponda... se puede ir a visitar,, y hacer secciones fotograficas... porque teniendo un lugar tan bello para aprocharlo... y no terminando yendo para la zona sur donde ahi casas de epocas (ej campanopolis, o el castillo guerreo de san vicente) y lugares para hacer una seccionn fotografica cuando en pilar tenemos un bello lugar... desde ay espero pronto repuesta,,
3/5/2020 | 16:32
#0
falto agregar que donde hoy alquilan canchas de polo,sobre ruta 34 y las truchas habia varias hectarias de bosques centenario que fueron arrasadas para crear dichas canchas ,en conplicidad con los ecologistas de pilar y del municipio...