Sociales

Sociales

Un ejemplo. En el 2017, la vecina Marta Fabrizio tuvo un gesto de nobleza que no muchos tienen: se cortó el pelo para que con el puedan hacer pelucas para mujeres que tienen cáncer. Dos años después, volvió a animarse y se entregó a las tijeras de Matías Loraschi bajo el lema “Doná pelo, doná vida”. El cabello será donado a la organización Pelucas Solidarias Baradero.

Galería de fotos
6
0
Comentarios Libres