Soy mano

Soy mano: “Honestidad es lo que nos sobra”

Qué es de la vida hoy de "La nueva Avan", única empresa recuperada del distrito. Sobrevivir en tiempos de tarifazos y caída de ventas y un pedido al Municipio. Un lugar donde la dignidad manda.
sábado, 18 de junio de 2016 · 00:00

por Graciela Labale 

Después de más de 6 años llego a la fábrica con idéntica emoción. Obviamente el marco es distinto, ya no es tiempo de toma, ni es en aquel elefante blanco de la ruta 8, un enorme predio que en épocas de esplendor llegó a emplear a 1.200 personas. Es un galpón sobre ruta 25, en Villa Rosa y en plena actividad. En aquel momento, los 32 trabajadores, incluida Mónica, la única mujer del grupo que quedaba, se vieron en la obligación de tomar "la Avan” para evitar su vaciamiento, resistir y no perder la vida. Y digo la vida porque varios fueron los que me dijeron entonces "nosotros queremos a la fábrica, muchos nos terminamos de criar aquí adentro”. La fábrica era su vida, es su vida.
Me reciben con el mismo afecto y con idéntico compromiso empezamos a desandar lo vivido: las negociaciones con la patronal, la relación con otras empresas recuperadas, las marchas, los interminables trámites, el Congreso de la Nación, encontrar un predio accesible al bolsillo, desarmar la maquinaria, instalarse en ese rinconcito de Villa Rosa, recuperar la confianza de los proveedores, perdida por las deudas que había dejado Phelan, propietario de la firma, restablecer la confianza de los clientes y lo más importante, elaborar entre ellos el tan difícil espíritu cooperativo, claro, ya no había ni jefes ni patrones.
En el lugar se respira dignidad, alegría y enormes deseos de superación. Me cuentan que algunos pensaban que no durarían más de 6 meses en esa condición y que esta experiencia les dio la posibilidad de aprender muchas cosas tales como ser administradores de sus propios recursos, cuando según sus palabras "siempre habían sido simples operarios”.
Arrancaron produciendo unas 350 piezas hasta llegar a las 8.000, sanearon las cuentas y hoy son 30 las familias que pueden vivir con lo que producen sus manos. Algunos se retiraron de la cooperativa por decisión propia, su juventud les permitía buscar nuevos horizontes, otros se jubilaron (con la mínima me dicen, porque "el atorrante” ni los aportes hacía), hay un fallecido pero se sumaron 6 nuevos jóvenes cooperativistas.
A pesar de que en diciembre del 2015 habían logrado la tan buscada estabilidad económica, la actualidad los preocupa: el tarifazo en la boleta de luz, de $5.800 pasaron a $19.000, el alquiler del galpón de $38.000 aumentó a $58.000 y la producción que de 8.000 piezas bajó a 6.500, dada la disminución de la demanda por la llegada de piezas de China, de dudosa calidad, pero que cuestan un 30% menos. A esto se suma el pedido de audiencia al intendente Nicolás Ducoté que aún no ha tenido respuesta, a fin de que los conozca y pueda otorgar la habilitación municipal definitiva después de la reciente visita de los inspectores, quienes señalaron que la zona no es industrial a pesar de tener una excelente relación con sus vecinos y no contaminar el medio ambiente. Más un cercano 2017 en el que se vence la expropiación temporaria de las máquinas y el uso de la marca y que seguramente los devolverá al encendido reclamo para conseguir la expropiación definitiva.
Pero ella y ellos, a los que nada les sobra aunque les sobre honestidad, tienen la conciencia intacta, siguen con sus sueños intocables y con la convicción de que la lucha continúa. 


30
Familias viven hoy del producto de las manos de los trabajadores de la fábrica. 


$ 19.000
El importe de la última boleta de luz, cuando pagaban $ 5.800. 


8.000
Piezas por mes llegaron a producir. Ahora se redujo a 6.500, en buena medida por la entrada de productos de China. 

Comentarios

22/6/2016 | 19:49
#5
Estas personas y flias. están más allá de todo lo malo o bueno que digan, sólo ellos saben lo que tuvieron que pasar y por lo visto, tienen todo bien puesto. Son dignos de admiración, con muchos como ellos, saben qué Argentina tendríamos!!!. Y ahora qué les espera? , qué les estamos haciendo?, porque nosotros votamos y nosotros somos grandes responsables de los destinos de nuestra patria y de su gente, en la que estamos todos, toditos, chorros, corruptos, violentos, sanos, respetables, honestos, figuretis y tantos más. Esta gente necesita apoyo o los van a hacer revivir la historia?, se dan cuenta que hay medidas que se toman haciendo caso omiso a las consecuencias?. Los de antes y los de ahora, están allí por nosotros!!!
22/6/2016 | 07:33
#4
TRABAJE EN EL ASERRADERO VECINO A LA AVAN Y CON ALEGRIA ESA GENTE LA VI TRABAJAR Y NO ENTENDIA X Q AHORA COMPRENDO Y USTED ATILIO ES LAMENTABLE SU COMENTARIO SE PUEDE ESTAR CONTRA UN GOBIERNO PERO NO SER CIEGO
18/6/2016 | 14:06
#3
Y que hay ahora en el predio de AVAN? Pense que seguian ahi.
18/6/2016 | 13:43
#2
Esta si que es gente digna, que la pelea sin recibir planes descansar o cualquiera de los otros planes choripaneros que tanto mal nos hizo en la decada ganada y (robada).A todos los vagos sigan el ejemplo de estas personas que viven de su trabajo y no de la teta del estado
18/6/2016 | 11:27
#1
Qué emocionante me resulta conocer estas historias de luchas de los trabajadores, la más absoluta dignidad y deseos de progreso. Dios quiera que puedan seguir progresando y avanzando en el camino que emprendieron, salvando sus fuentes de trabajo. Saludos a todos y mucha fuerza!