Cartas de lectores

martes, 18 de marzo de 2014 · 00:00

La Mesa y la violencia de género

 

Sr. Director:

Por tercer año consecutivo, un grupo de mujeres que nos autodenominamos La Mesa, sin ninguna pertenencia partidaria, desde la autogestión y comprometidas con la problemática de los Derechos Humanos en su más amplia concepción, realizamos una convocatoria abierta para debatir y escucharnos en ocasión del Día Internacional de la Mujer, en IntegrArte Pilar, que nos abre sus puertas y participa de la propuesta.

Hace un par de años el debate se centró en la despenalización del aborto, con la participación de mujeres de diversos partidos políticos, organizaciones sociales, bibliotecas populares, concejales locales y la voz de todas y todos los que quisieron expresarse.

En este 2014, la propuesta temática fue la violencia de género y todos sus matices (violencia obstétrica, familiar, institucional, laboral, etc.). Contamos con la presencia como panelistas de Alejandra Romero (abogada), Mirta Fretes (trabajadora social), Mirta Ortega Sanz (médica) y Silvia Palmieri (Foro contra la violencia obstétrica); quienes desde su actividad pusieron al trabajo las problemáticas relacionadas con la violencia de género. Cada año, a La Mesa nos sorprende la creciente concurrencia que acude ante la convocatoria. Por ello nuestro compromiso es, seguir generando estos espacios de debate y reflexión en libertad y la consecuente acción que ponga en marcha los conceptos ahí vertidos.

La Mesa agradece profundamente a IntegrArte por su apertura ante la propuesta, a las diversas expresiones artísticas que siempre nos acompañan, a los medios de comunicación que difunden la actividad y a las mujeres y hombres que cada año participan activamente del encuentro.

 

La Mesa: Susana Martínez, Victoria Filippo, Martina Lorusso Filippo, Stella Maris Fraquelli y Graciela Labale.  


Invasión de moscas

 

Sr. Director:

Las moscas están convirtiendo a Pilar en un destino de castigo al aire libre, lo que hace que ante otras alternativas de inversión esté perdiendo valor en un mercado altamente deprimido y competitivo.

De nada va a servir tener vista al “lago” si este está infectado de moscas. Alguien deberí­a hacer algo antes que sea demasiado tarde.

 

Norberto Quaglia (elquaglia@gmail.com)

Comentarios