El Municipio inspecciona las piletas del distrito

Por una ley provincial, los gobiernos locales deben controlar el funcionamiento de los natatorios. El equipo está a cargo de Alejandro Fontana.
jueves, 7 de febrero de 2013 · 00:00

Desde hace ya varios meses, la Subsecretaría de Deportes municipal se ha hecho cargo del relevamiento y el control de los natatorios ubicados en el Partido de Pilar.

En nuestro distrito hay más de 160 piletas públicas, semipúblicas y comerciales, que trabajan de manera permanente o temporaria (diciembre a marzo). A eso hay que sumarle las que están ubicadas dentro de predios que contienen viviendas familiares.

El trabajo de la Subsecretaria de Deportes, que es llevado adelante por Alejandro Fontana, se basa en lo expuesto por el decreto provincial 3.181, que clasifica y reglamenta el uso de los natatorios.

En ese decreto hay capítulos dedicados exclusivamente a la estructura física, el agua, la higiene, el servicio médico, el contralor interno, los natatorios y escuelas, las instalaciones complementarias.

Más allá de esto, a través de la Ley 10.217, el gobierno bonaerense delegó en las municipalidades, “la habilitación, contralor y fiscalización del funcionamiento de los natatorios y piletas de natación de carácter público, semipúblico y comerciales que se encuentran situados en el ámbito de jurisdicción de las respectivas comunas”.

“El año pasado hicimos un amplio relevamiento y este año estamos haciendo un control para ver si se hicieron los trabajos que pedimos que se hagan”, contó Fontana.

Y remarcó que “las piletas, cualquiera sea su clasificación, deben manejarse todas bajo los mismos parámetros de seguridad y prevención”.

Fontana confió que la “falta más grave que se puede encontrar es la ausencia de guardavidas pero por suerte hasta ahora no la detectamos”.

En ese sentido, el subsecretario de Deportes, Juan Carlos Arroyo, mencionó que “hay cosas que no se pueden cambiar como la ausencia de guardavidas pero en otras cosas, como la altura o ausencia del cerco, se puede dar algún plazo o prorroga para que se hagan los trabajos”.

Y rescató que “la gente se muestra muy agradecida ante la presencia de nuestra gente y los consejos que se les da”.

A modo de autocrítica, Fontana indicó que “para los natatorios públicos se hizo un folleto con nuestras direcciones pero nos falto difundirlo en las piletas de las casas”.

Fontana se mostró especialmente preocupado por el tema de “las contrataciones de los guardavidas” y reveló que “se está haciendo una base de datos”.

“Algunos pocos están por convenio de SUGARA, otros son monotributistas que están con 30 horas y otros por 60 horas, los hay por contrato dentro y fuera de convenio y hay guardavidas que se juntan y uno emite la factura”, argumentó.

 

Comentarios